Lunes 19.11.2018

Con grafeno se pueden construir prótesis de retina y luchar contra enfermedades coronarias

grapheno
grapheno

PRÓTESIS DE RETINA

Según informa COPE, el pasado martes, día 22, conocíamos que investigadores de tres centros catalanes estaban finalizando una prótesis de retina, utilizando materiales de dos dimensiones como el grafeno (que permite fabricar sensores diminutos), para intentar devolver la visión a personas ciegas, conectándoles esos sensores a los estímulos visuales de personas con problemas de visión.

Continuamente se están descubriendo nuevas cualidades de este producto, el grafeno, un compuesto de carbono puro considerado como el milagro del siglo XXI y del futuro, del que se podrá conseguir casi de todo dada su versatilidad para conseguirle nuevas aplicaciones en tecnología y medicina, basándose en que es extraordinariamente fuerte y ligero a la vez, y que se puede doblar sin llegar a romperse.

Las prótesis de retina que se han construido e implantado hasta ahora, apenas han conseguido restituir imágenes muy poco definidas, una situación de luces y sombras, pero con estas nuevas prótesis de grafeno esperan que se pueda conseguir una visión más clara y definida, gracias a que los sensores son mucho más pequeños y que por tanto se puede aumentar significativamente su número.

El prototipo estará disponible para ser probado en cerdos enanos a lo largo del próximo otoño, gracias a la similitud que guarda el ojo de este animal con el ojo de los humanos.

CONTRA LAS ENFERMEDADES CORONARIAS Y EL CÁNCER

El grafeno y el oro imprescindibles para luchar  contra estas enfermedades.

Nuevos usos de estos materiales pueden revolucionar la forma en que se tratan pacientes enfermos del corazón o con cáncer.

Se han publicado estudios diferentes en los que se logra demostrar que, dos metales como el grafeno y el oro, son necesarios para pacientes aquejados de enfermedades relacionadas con el corazón o con cáncer. Los informes de los científicos de las Universidades de San Diego en California, Universidad de Lincoln en Reino Unido y de Queensland en Australia, así lo corroboran.

El grafeno, además de en el campo tecnológico,  también ha encontrado su lugar en el mundo de la medicina, y sobre todo en el de la farmacología, creando nuevos fármacos, más específicos, para controlar las enfermedades coronarias.

En la Universidad de San Diego se ha logrado controlar el latido de células del corazón en placas de Petri, sirviéndose para ello del grafeno y de la luz. Estas placas, al ser de plástico, no reflejan un ambiente propicio porque no conducen electricidad como el corazón humano. Los investigadores han descubierto que, en este proceso, el grafeno es fundamental. Este material puede generar electricidad a partir de la luz que recibe, y según sea la cantidad, puede crear más o menos energía y hacer que las células del corazón que crecen sobre él se muevan a velocidades distintas, al gusto del investigador.

Lo que se pretende es testar todos los medicamentos para que puedan pasar al uso humano, y que de esta forma, un fármaco no propicie un ataque al corazón cuando lo que se pretende es todo lo contrario. La intención de los investigadores es crear patrones fuera del cuerpo, para emular las principales enfermedades coronarias conocidas, y que de esa forma, los medicamentos sean mucho más precisos.

Las nanopartículas de oro son químicamente estables, y al ser tan pequeñas pueden moverse por el cuerpo humano hasta alcanzar su objetivo. Esta es la idea. Pero cuando se inyecta una nanopartícula de oro en el cuerpo, inmediatamente esta es cubierta por proteínas del tipo “serum”, que alertan al sistema inmunológico para que las ataque y destruya, como invasores que no forman parte del cuerpo.

Un estudio de la Universidad de Lincon muestra en sus ensayos, que añadiendo una capa de proteínas evita que estas proteínas sean atacadas propiciando que la nanopartícula de oro alcance su objetivo, y pueda luchar y vencer al cáncer.

Investigadores de la Universidad de Queensland, han llegado más lejos. Han logrado usar este metal para que las nanoparticulas creadas funciones como detectives del sistema humano, que cazan a los invasores de nuestro cuerpo. Van a ser capaces de dar con una célula tumoral y acabar con ella.

Por supuesto seguimos en pruebas de ensayo, y en estudio las dosis de medicación que hay que dar al paciente para poder terminar con un tumor cancerígeno. Esperemos que sea pronto.

Otros artículos de Graphenano

Con grafeno se pueden construir prótesis de retina y luchar contra enfermedades coronarias

Comentarios