domingo 08.12.2019
La Opinión de
Esther Esteban
Esther Esteban OPINIÓN

El portazo a Mas

Todos le dicen "No". Pero ¡qué verdad es! eso de que no hay peor ciego que quien no quiere ver. Las patronales...

Italia y la conspiración

Berlusconi, Prodi, Monti, Bersani... Los italianos han visto caer cinco ejecutivos en 10 años y ahora asisten un nuevo golpe de...

Operación Valenciano

Esta ha sido, una de las últimas veces que los candidatos de las grandes citas electorales se eligen por el viejo método...

Los lunes al sol

El otro día me comentó Valeriano Gómez , el último ministro de Trabajo de etapa de Zapatero, que entre...

El evangelio del Congreso

No se sí ha tenido algo que ver la "revolución" del Papa Francisco pero así, !de repente! el Congreso de...

Hollande y la mentira

Sinceramente no sé si el culebrón de Hollande es un asunto político o del corazón. Los...

Rubia... y algo más

Carmen Castilla, la nueva líder de UGT de Andalucía se ha querido adelantar a las críticas por su nombramiento...

El martirio y la imputación

Estaba cantado y finalmente ha ocurrido lo previsible: que el juez José Castro ha imputado a la Infanta Cristina por un delito...

Navidad real

He oído estos días comentar que el Rey condena la corrupción, pero luego se va a cenar con ella. Dicho así,...

El tarifazo de la vergüenza

Tengo que reconocer que nunca, por mucho que me lo han explicado varios ministros de distintos gobiernos, he conseguido descifrar el...

Drama y silencios cómplices

La cosa no está clara, pero sí pone negro sobre blanco la cruda realidad. A los tres miembros de la familia Caño...

El desafío

Lo sabíamos, pero no terminábamos de creerlo. Artur Mas ha cruzado  la línea roja y ha lanzado un jaque...

Privilegios intolerables

Acabamos de saber que las Ikastolas, financiadas por el Gobierno vasco, tienen convenios con los profesores que les permiten desplazarse...

Adiós Madiba

Hablar hoy de la muerte de Nelson Mandela, es poco original y seguramente estas palabras, hilvanadas rápidamente nada más...
Artículo destacado

Nuestro Tiananmen

Kiev, cuando se acaba de anunciar una frágil tregua, se convirtió ¡de repente! en una morgue improvisada. Esas imágenes terribles de casi un centenar de muertos y miles de heridos esparcidos en pleno centro de la ciudad deberían ser la foto fija que golpean las conciencias de una Europa que sigue actuando con parsimonia, y con una lentitud impropia ante lo que…
Lo + en Estrella Digital