viernes 3/12/21

El problema es creer que Messi es Maradona

A Diego Armando Maradona aún le están pasando factura. Todavía le están zurrando de lo lindo en Argentina por poner en peligro la clasificación de la selección albiceleste para la fase final del Campeonato del Mundo de Sudáfrica del próximo año.

Por el caudal de noticias que nos llegan de Argentina, el final de Maradona como seleccionador parece cercano. Julio Grondona y Carlos Salvador Bilardo quieren controlar sus caprichosas decisiones tanto a la hora de convocar jugadores tan veteranos como Martín Palermo, Aimar y Verón.

No lo está teniendo fácil Maradona en su experiencia como responsable de la selección argentina, pero de lo que si está convencido es de que no quiere salir por la puerta de atrás de la selección albiceleste antes de aceptar cualquier imposición. No está dispuesto a dejar el timón de la selección aunque logre el billete para Sudáfrica 2010 que pasa por ganar los dos partidos decisivos que deben enfrentar a Argentina con Perú, mañana en Buenos Aires, y Uruguay, en Montevideo el próximo miércoles.

Para Maradona, quizá su gran equivocación sea la de creer que Argentina es 'Messi y diez más' porque más que nunca en el crack azulgrana siguen puestas todas las esperanzas de la clasificación. El 'Dios' está en manos de 'La Pulga', y la selección lo está pagando con sus actuales temores en la clasificación mundialista y lo pagará caro en el futuro hasta que no se den cuenta de que Messi no es Maradona.

Por mucho que se empeñen en Argentina los huérfanos de ídolos desde que Maradona colgó las botas, Messi no es, ni mucho menos, el Maradona de aquella selección con la que 'él y diez más' consiguieron la Copa del Mundo de 1986, el subcampeonato en el Mundial Juvenil de 1979 y a nivel de clubes sus logros más importantes los obtuvo jugando para un Nápoles de segundo orden en el Calcio, donde ganó una Copa de la UEFA y los únicos dos scudettos que posee la institución napolitana.

Comentarios