viernes 3/12/21

Guardiola y el 'ventilador' de Laporta

Mucho va a tener que trabajar Pep Guardiola para mantener a la plantilla lejos de la carrera electoral a la presidencia del Fútbol Club Barcelona. Mucho va a tener que luchar el técnico azulgrana para que el ventilador que ya se ha puesto en marcha hace ya algunas semanas por obra y gracia de Joan Laporta no salpique a un vestuario en plena temporada en estos tiempos tan duros y problemáticos que se avecinan.

Los problemas se suceden casi a diario en el entorno del Fútbol Club Barcelona cuando aún no se ha dado el pistoletazo de salida en la carrera electoral para la sucesión de Joan Laporta, prevista en los estatutos para el segundo trimestre del próximo año.

Por ahora Guardiola ha demostrado el seny suficiente como para no haber entrado en acción en ninguno de los primeros escarceos que ya se han producido entre algunos de unos posibles precandidatos. Socios con más o menos pedigrí azulgrana que con tal de saciar sus vanidades personales saltan a la palestra mediática para aprovecharse del nombre del Barça sin reparar en el daño que pueden ocasionar a la buena marcha del club y, por supuesto, del equipo en una campaña tan cargada.

Guardiola huye de todo lo que huela a interferencias políticas, como los escándalos protagonizados por Laporta, y electorales, con el arranque tan turbio y nada gratificante del asunto del espionaje a cinco vicepresidentes del club como posibles aspirantes a la presidencia. Incluso es tanto el celo con el que el entrenador canterano guarda las composturas internas, que rechaza cualquier situación en la que su imagen o presencia pudieran ser utilizadas como apoyo a cualquiera de los precandidatos.

Comentarios