lunes 16.12.2019

Los árbitros enturbian el liderazgo del Barça

Las crónicas y análisis del partido Barcelona-Recreativo de Huelva del pasado sábado coinciden en señalar la parcial actuación de Iturralde González. Bueno, digamos, para mayor exactitud, las crónicas y análisis firmados en los medios de Madrid.

Iturralde repartió sus errores entre los dos equipos, pero bien es cierto que sus equivocaciones se dejaron sentir más cuando el perjudicado era el animoso conjunto onubense. Sobre todo porque si los azulgranas necesitaban la victoria para seguir manteniendo alejado de su liderato al Real Madrid, para los recreativistas podía haber supuesto un gran paso hacia la salida de la zona de descenso.

En lo que se lleva de temporada, el Barça de Pep Guardiola viene demostrando que no necesita ayudas arbitrales ni de los despechos federativos donde se cambian favores por votos. Lo que el admirado Alfredo Relaño ha bautizado en sus artículos del diario As como el Villarato arbitral.

Es más, creo que al Barça estas ayudas le perjudican en su marcha triunfal hacia el título de Liga. Porque, aunque para la historia de la Liga sólo cuenta el nombre del equipo ganador del título, este Barça que deleita a todos con su juego y que está en disposición de poder conquistar tres títulos -Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones- no se merece seguir bajo sospecha.

No es justo que se enturbie su supremo liderazgo anteponiendo los favores arbitrales a la grandeza de su fútbol. Y más aún cuando veinticuatro horas después vemos en el Bernabéu la otra forma tan rampante -aunque válida también, que conste- de luchar por la Liga como hace el Real Madrid de Juande Ramos.

Comentarios