miércoles, noviembre 30, 2022

Cataclismo

Monedero, tan humilde siempre, ha dicho algo así como que él comprendió a media mañana del domingo que no ganaban las elecciones, porque en un paseo por los colegios electorales advirtió que había muchos viejos y personas no muy preparadas, que no son los votantes habituales de Podemos. Un partido, supone Monedero, que solo recoge el voto de la gente top, joven y universitarios de matrícula de honor y acumulación de masters. Lo que hay que oir… 

Pues en el partido de Monedero, sus millones y millones y millones de miltantes más que preparados y que no han cumplido los 40 –con excepción de Monedero, que suma más años a su pesar- tienen un lío de mucho cuidado. Y en Ciudadanos. Y también en el PSOE. Tras el 26-J  se puede hablar de cataclismo en los tres principales partidos de la oposición.  El que ha salvado los muebles, pero solo los muebles, es Pedro Sánchez,  porque no se ha producido el 'sorpasso' que le habría enviado a los infiernos políticos. Pero mejor que no saque pecho porque el PSOE ha cosechado el peor resultado de su historia, peor que el de hace seis meses, que era el peor obtenido, y que a su vez emporaba el de Rubalcaba  en el 2011. Así que se comprende que haya tanta gente en el PSOE que, en privado, dice abiertamente que algo hay que hacer. Aunque en público muestran una lealtad a prueba de bomba. Sin embargo, y es aún mayor la lealtad,  algunos de los que en privado dicen que algo hay que hacer, a continuación advierten que el relevo de Sánchez solo deberá producirse si apareciera un candidato mejor, y de momento no lo ven a no ser que aparezca algún tapado.

Se han iniciado ya conversas entre Rajoy y  dirigentes de otros partidos, y  desde el mismo lunes hay tanteos discretos en  los segundos niveles. De momento el presidente, dicen los suyos, se va a tomar su tiempo a no ser que Sánchez y Rivera caigan rendidos a sus pies preguntando dónde hay que firmar para apoyarle en la investidura, escenario que no contempla. Al contrario, sabe que va a haber que pelear a conciencia los apoyos, como sabe que Sánchez no va a tomar ninguna decisión hasta que se reúna el federal el día 9. Así que, mientras tanto, tanteos y a la espera .

En el PSOE es un clamor que deben dejar gobernar a Rajoy y pasar a la oposición, mientras que Rivera al fin se ha dado cuenta de que es un error  insistir en el veto a Rajoy después de que haya vuelto a ganar las elecciones y con más votos que antes. Incluidos muchos votos de los que en diciembre habían sido de Ciudadanos. Gente que no ha entendido el pacto con Sánchez,  y en el que ha calado solo a medias el mensaje anticorrupción, porque si Rivera es tan drástico con el PP por la corrupción –que acumula casos de una auténtica vergüenza-, tampoco el PSOE es un partido limpio de polvo y paja. Y sin embargo Rivera no le ha hecho ascos a apoyarle en Andalucía o a firmar un acuerdo de gobierno con Sánchez. Dirán en Ciudadanos que ni Susana Díaz ni Sánchez tienen  las manos manchadas, pero tampoco las tienen algunos dirigentes del PP que sin embargo son tratados como malditos simplemente por compartir siglas con una panda de facinerosos.

¿Qué va  a ocurrir una vez que Psoe, Ciudadanos y Podemos se repongan del cataclismo?  Pues lo que cuentan en Podemos es que se van a la oposición lamiéndose las heridas.  Lo que cuentan en Ciudadanos es que no van a apoyar al PP, pero ya no descartan la abstención. Y lo que se cuenta en el Psoe es que han asumido ya que hay que permitir que Rajoy gobierne. Es más, no descartan que en el último minuto, antes de la segunda votación de investidura que solo necesita la mayoría simple, el Psoe pueda dar el empujón final con  el número de votos que necesite  el PP si no ha logrado acuerdos con otros partidos.  Pero los votos justitos,  para visualizar que se trata de una responsabilidad que asumen con sentido de Estado para impedir unas terceras elecciones.

¿A cambio de qué? Eso está en “veremos”, pero se negociará algo. Y a continuación Sánchez, o quien ocupe la secretaría general, se dedicará a hacer oposición firme. Con dos objetivos: neutralizar a Podemos … y rehacer un Psoe que pierde agua por los cuatro costados.

Pilar Cernuda

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias