lunes, febrero 6, 2023

Se sabía

No te pierdas...

Pues sí, lo sabíamos muchos, pero muchos. Hacía una barbaridad de tiempo que era de dominio público entre los periodistas, y seguro que también en el mundo de la banca y de la empresa, que  Manos Limpias se  movía en el mundo de la extorsión y que las publicaciones de Ausbanc eran una fórmula estupenda para ganar dinero, exigiendo publicidad o compras masivas de las revistas a cambio de no publicar noticias que podían echar por tierra el crédito de bancos y empresas. Pineda y Bernad se presentaban como justicieros, abogados de los más desfavorecidos, y hay que reconocer que los dos pueden presumir de logros, entre ellos la sentencia contra las cláusulas suelo. Pero su metodología era indignante, por eso  hoy comparten prisión con otros personajes que se movieron por las alturas y han resultado ser facinerosos, o presuntos facinerosos. A los jueces corresponde la última palabra. Pero se sabía perfectamente en qué aguas –turbias- se movían el supuesto sindicato y el supuesto grupo periodístico. Y algún día alguien sacará los colores a quienes les daban presencia y voz en importantes medios de comunicación, lanzándolos a la fama como ellos querían.

La operación contra Manos Limpias está relacionada con el juicio en el que la Infanta Cristina se sentó en el banquillo.

Corre por ahí la especie de que la operación contra Manos Limpias está directamente relacionada con el juicio en el que se ha visto a la Infanta Cristina en el banquillo. Cuesta creerlo, porque si efectivamente se hubiera querido neutralizar a la acusación popular que solo ejerce Manos Limpias,  esa operación contra Bernad se habría realizado antes. No cuando la Infanta ha pasado el mal trago de verse sentada  ante un tribunal respondiendo a las preguntas del fiscal y de su abogado. Miguel Roca no quiere de ninguna manera que Manos Limpias deje de ser acusación popular, busca sentencia porque cree que va a ser absolutoria para su cliente, aunque hay profesionales de la Judicatura que no lo tienen tan claro. Por cierto, visto lo visto estos días, y conocido lo conocido, quizá habría que pedir que se investigaran a fondo las razones por las que Manos Limpias retiró la acusación contra Miguel Tejeiro, cuñado de Diego Torres y  ex secretario de Noos.  El llamado sindicato pedía 11 años de cárcel para Tejeiro y, cuando iba a comenzar el  juicio, retiró la acusación y quedó automáticamente absuelto. Si ya en su momento se dijo que el asunto olía regular, después de saber cómo se las gastaba Manos Limpias huele aún peor.

Cambiemos de tercio. La política está que arde. El posible pacto entre Podemos e Izquierda Unida para presentar listas conjuntas si se repiten las elecciones –que parece que es cosa cantada si no se produce un milagro en el último minuto- deja al Psoe de Pedro Sánchez en unas condiciones de precariedad absoluta. Desde su entorno se repite que tres más tres en política no suman seis, que ese pacto pude provocar un retorno del voto socialista que se había ido a Podemos y que no les preocupa el posible acuerdo entre Iglesias y Garzón. Pero en lo que no es entorno de Sánchez la preocupación es máxima y no la ocultan,  la sombra del sorpasso está ahí, y si el 20 de diciembre el Psoe tuvo el peor resultado de su historia, que Podemos e IU sumen  más escaños es  insoportable.

Hay que estar atentos al comité federal del día 30. En esa fecha se sabrá ya si se celebran elecciones el 26 de junio, y el Psoe tiene que elegir candidato. Gente importante admite abiertamente que con Sánchez no van a ninguna parte, pero admiten también que un cambio sacaría a la luz las miserias del partido, sus divisiones y el malestar que ha provocado la forma en que Sánchez  ha llevado las negociaciones y cómo hizo creer que podía convertirse en presidente cuando no tenía nada amarrado. Solo un pacto con Ciudadanos que no sumaba, ni de lejos, los escaños necesarios para gobernar. 

Sánchez, si hay elecciones, piensa convocar primarias, y en este momento, hay que insistir en lo de este momento, la idea más generalizada entre quienes se preocupan por el futuro del partido es que se le deje ir a primarias sin ningún rival, para ayudar así a un mejor resultado. Y en cuanto se celebre el congreso del partido, proceder al relevo en la secretaría general para relanzar un Psoe  que necesita  como el comer una inyección de ánimo, reestructuración y cambio.

Pilar Cernuda

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -