domingo, febrero 5, 2023

Demasiada trastienda

No te pierdas...

Contábamos hace días que desde Podemos aseguraban a quien les quiera escuchar que eran absolutamente falsas las tensiones internas, que Iglesias y Errejón eran uña y carne y jamás se situarían en diferentes trincheras, y que las noticias sobre problemas en Podemos formaban parte de  una campaña perfectamente orquestada por los grupos periodísticos que bailan el agua al PSOE. Que en estos momentos, por cierto, son casi tantos como los que le bailan el agua a Ciudadanos, lo mismo que ocurre con Podemos. El único partido al que nadie parece querer es el PP. Ni siquiera los que deberían ser suyos. O de su cuerda.

Retomemos el hilo. La supuesta campaña ha demostrado tener algún fundamento cuando se han confirmado las noticias sobre los problemas al producirse el cese fulminante del secretario de organización de Podemos, brazo derecho de Errejón. Cese además con escarnio, porque Iglesias le ha acusado urbi et orbe de no dar la talla en la tarea encomendada. Con ese cese ya se podían considerar irrebatibles titulares antes dudosos: las aguas bajaban turbias en Podemos, podían producirse escisiones, Iglesias no estaba en condiciones de asegurar a Sánchez, caso de que quisiera hacerlo, que todos los diputados de Podemos ayudarían a que fuera investido. En fin, como diría Rajoy, un lío. Pues bien, según noticia de última hora, la versión buena es la primera, la que indica que en Podemos no hay navajazos por la espalda y que efectivamente Iglesias y Errejón estarán juntos hasta que la muerte  los separe. Dicho lo cual, con tanto postureo en estos tiempos convulsos de pre investidura, intentona de investidura y post investidura, lo único que cabe hacer es no entrar en especulaciones y estar pendientes de la trastienda.

En esa trastienda parece que hay gente de Ciudadanos a la que ha parecido muy mal que Sánchez dijera que iría a todas las reuniones con Albert Rivera y sin embargo acudiera solo a ver a Puigdemont. Y que también acudiera solo a reunirse con Iglesias y con los de Compromis, aunque Rivera ha reaccionado con una elegancia total, sin que saliera una mala palabra de su boca. Pero, pero… hay quien asegura en Ciudadanos que alguna conversación con Rajoy sí ha tenido después de la investidura fallida. Telefónica. ¿Por qué no, si Sánchez se ve en solitario con quien le da la gana?

Se cuenta también por ahí que Urkullu pone cara de pasmo cuando lee o escucha que Sánchez cuenta con sus votos. Va a ser que no, que no ha prometido nada de nada. El votante del PNV no tiene ni un solo punto de coincidencia con Podemos, no siente simpatía por Podemos, que en este momento además se ha convertido en el principal rival del partido nacionalista tras el escalabro de Bildu. Urkullu no va a hacer un favor a nadie que pretenda ir de la mano con Podemos. Un inciso. Patético que Sánchez pretenda que Tsipras convenza a Pablo Iglesias de que le ayude a   convertirse en presidente de gobierno. Lo que faltaba por ver. No es capaz de arreglárselas por sí solo y acude a un dirigente extranjero. Que además no es el jefe de gobierno que pueda presentar mejor gestión de la cosa, por cierto.

Sigamos. En la trastienda de Rajoy hay más reuniones, negociaciones, conversas o como quieran  llamarlas de lo que parece, directas o por personas interpuestas. En otras esferas se encuentra algún periodista que hace de puente entre políticos que apenas se conocen y que deberían conocerse y cambiar impresiones. Como hay también destacados empresarios jugando su papel, vaya si los hay. Y es que es mucho lo que se juegan muchos en función de quién gobierne…

 

Pilar Cernuda

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -