lunes, febrero 6, 2023

Cambio insuficiente; izquierda insuficiente

No te pierdas...

Esta claro: se quieren elecciones cuando se llama miserable a quien se le propone un pacto y cuando no se pone cara y cargo a disposición del hemiciclo. Todo lo demás solo revela insuficiencia de cambio y de izquierda. De hecho, quienes insisten en que “después del 4 se podría hablar” solo añaden cinismo a su escasa voluntad de acuerdo.

No comparto la idea de que esta investidura sea teatro o farsa. En democracia, el cumplimiento de la forma y el trámite parlamentario es fundamental para la credibilidad de una formación política y su liderazgo.

Ignorarlo ha sido  el gran error de Rajoy que ha despreciado el trámite y ha renunciado a ocupar el centro del tablero. Lo es, también, de quienes no entienden que la agenda política no se impone por voluntad de un partido y que el cálculo preelectoral de una formación no define la agenda constitucional. Es probable que el 4 sea tarde para volver a autonombrarse Vicepresidente.

Si; el intento de investidura parece insuficiente desde muchos puntos de vista, pero Sánchez lo está intentando y el PSOE haciendo lo que hacía tiempo no hacía: política.

Es insuficiente porque cabría esperar más de una propuesta de cambio. No se trata solo de contenidos regeneradores sino de que el cambio sea social. Y en este sentido, se equivoca Pedro Sánchez al no explorar caminos más allá de las recetas que le propone Ciudadanos.

La izquierda parece no querer gestionar en positivo esa insuficiencia de Sánchez. El Acuerdo que nos proponen no es tanto de redescubierta oligarquía sino de básica socialdemocracia; atiende justito a cuestiones sociales y su insuficiencia se basa en algo que Iglesias y Garzón no saben corregir: lo que pone en riesgo nuestro estado de bienestar es la dualidad y debilidad del mercado de trabajo.

Las recuperadas izquierdas en sus distintas versiones, perseveran en fórmulas de gobierno que se basan en la exclusión y en números que no cuadran.

La forma real de sumar es interpretar el voto de la ciudadanía como lo que es: un mandato de pluralidad. Los esfuerzos no deben ir en la dirección de buscar incompatibilidades sino de ampliar contenidos.

La forma real de sumar es interpretar el voto de la ciudadanía como lo que es: un mandato de pluralidad

Si; la investidura es insuficiente por la orientación del debate político y, también, por los programáticos. El contenido del cambio ha de ser social y progresista, eso decidieron los votos; pero también, cosas de la legislación electoral, un cambio negociado. Alguien debería explicar algún rudimento de negociación a la izquierda verdadera.

Sabíamos de la pasión por el teatro, de la impostada superioridad moral y del dandismo de quien se nombró a si mismo Vicepresidente. Aún no había visto la sociedad española la capacidad de sectarismo y de manipulación autoritaria que anida en el autoproclamado cambio, ahora subido en la vieja pinza y el viejo izquierdismo de la X del gal y la cal.

Alguien debiera decirle al Señor Iglesias un par de cosas: una, que los muertos en los que se ha amparado no son suyos. Y, otra, que quienes pusieron los muertos para que nuestra democracia fuera posible no alentaron ira desde sus escaños.

Hay, también, bastante cinismo irrelevante en algunos comportamientos que hoy se escandalizan del vínculo de los socialistas con Ciudadanos, cuando negociaron con el PSOE sabiendo que ese acuerdo andaba en marcha.

Nada desmiente la impresión de que una parte importante de las fuerzas políticas se hallan presas de una agenda preelectoral. Deberemos prepararnos para que en Junio la izquierda política y no sectaria no sea insuficiente.

Libertad Martínez

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -