lunes, febrero 6, 2023

Los comisarios políticos

No te pierdas...

Las pasadas Elecciones Generales, tal vez llamó la atención a mucha gente la victoria de Podemos en el territorio vasco de Gipuzkoa, bastión radical nacionalista en los diferentes comicios anteriores. Mi sana curiosidad política me llevó a realizar una comprobación que como me temía, iba a ser lo que a continuación relataré.

Hay un pequeño municipio en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea llamado Orexa, donde habitan poco más de cien personas, elección tras elección los setenta y un votantes que acceden a las urnas mantienen una fidelidad asombrosa. Todos, absolutamente todos, votan a las siglas batasunas del partido proetarra Bildu, excepto un solo despistado que lo hace al PNV de vez en cuando, y que me imagino estará más que fichado en el pequeño pueblo de Orexa.

Viendo los resultados de las pasadas Elecciones Generales, donde muchísimos votantes asiduos de Bildu cambiaron su voto, trasladándolo a Podemos por las razones que más adelante explicaré, lo lógico es que ese traspaso se viese y comprobase en toda la geografía guipuzcoana. Pues en Orexa son de prietas las filas, todos a una siguieron votando a Bildu, el despistado del PNV lo hizo a ese partido y ni un solo voto a Podemos, y ni que hablar de dar voto a formaciones constitucionalistas españolas, eso por supuesto.

Todo esto lleva a la reflexión que en los pequeños pueblos de Euskadi, donde todos se conocen, y donde no puedes pasar desapercibido ni tú ni tu voto como ocurre en los municipios con miles de habitantes de población. Las cosas no cambian absolutamente nada, porque ya se encargan los duros, es decir los comisarios políticos proetarras, de no permitir que se escape ni un solo voto ni por equivocación.

En el País Vasco han votado a Podemos miles de bilduetarras el 20-D, ya que consideraban que las Elecciones Generales no son sus elecciones y que son las de los españoles. Asique la mejor manera de incomodar, o dicho en castizo, de joder a España, es votar a aquellos que desprecian desde Madrid el himno español, la bandera nacional y la misma palabra España, que no son otros que las huestes del coletas Iglesias con el propio iglesias a la cabeza, persona estandarte del desprecio de toda simbología española.

Mucho votante del brazo político de ETA ha interpretado que estas Elecciones Generales eran también un buen campo de experimento para votar a lo más antisistema nacido de algaradas y protestas callejeras. Como es Podemos, y de paso aprovecharse de que el partido de Pablo Iglesias les haga el trabajo sucio a los del hacha y la serpiente apostando por referéndums independentistas en Euskadi como los que anuncia el señor Iglesias para Cataluña, referéndums a todas luces fuera de la ley y fuera de la Constitución. Y de paso cargarse también esta Constitución para dar satisfacción al nacionalismo independentista con el objetivo final de que desaparezca la España actual que conocemos.

Todos esos antisistemas que se desgañitaban gritando «sí se puede», han comenzado a darse cuenta que en España empieza ya a calar en sus mismos sectores de Podemos la grata idea para muchos de ellos de que sí se pueden cargar el país con alianzas con aquellos que quieren romper la nación española. Y para ejemplo un botón, en Navarra todos los nacionalistas incluidos los proetarras de Bildu, se juntaron a Podemos en la misma coalición en las listas del senado navarro.

Veremos cómo poco a poco estas dos formaciones irán llegando a más acuerdos, pactos, uniones y lo que haga falta con debilitar a todo lo que huela a España. E incluso hasta algún día los comisarios políticos de Orexa ordenen a un paisano del pueblo votar a la formación de Pablo Iglesias como agradecimiento por los favores recibidos.

Carlos Iturgaiz

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -