jueves, diciembre 8, 2022

La hora de España

Hemos escuchado por activa y por pasiva en esta campaña electoral catalana que las elecciones autonómicas catalanas se han convertido en unas elecciones plebiscitarias, que lo que nos jugamos es si Cataluña se independiza de España, y que el futuro de Cataluña se decide este domingo cuando se cierren los colegios electorales.

Craxo error, ya que ni el problema es sólo catalán, ni las elecciones son plebiscitarias como algunos se empeñan en que lo sean, ni está sólo en juego el futuro de Cataluña. Lo único cierto es que el problema lo tiene España, y lo tiene porque algunos impresentables e irresponsables políticos nacionalistas de Cataluña han puesto la directa para romper y destruir España. Para que España deje de ser España, ya que, nadie comprendería este país y el nombre de este país sin una de sus partes de toda la vida como es Cataluña. También es un problema para España, porque dependiendo de lo que ocurra en Cataluña el próximo domingo otros nacionalismos separatistas como el vasco o el gallego que se encuentran en la retaguardia esperando acontecimientos, saltarán a degüello a hincar los colmillos en el cuello de la nación española.

Craxo error, ya que ni el problema es sólo catalán, ni las elecciones son plebiscitarias como algunos se empeñan en que lo sean, ni está sólo en juego el futuro de Cataluña

España tiene un gran déficit como nación ya que hemos permitido por muchos motivos que lleguemos a esta situación de envalentonamiento, ataques y amenazas del nacionalismo hacia la nación más antigua junto a Portugal del continente europeo, y entre algunos de esos motivos está que erróneamente hemos abandonado intereses comunes nacionales para parcelar esos intereses regionalmente intentando de esa manera aplacar puerilmente las demandas nacionalistas.

Los nacionalistas catalanes han dicho que ya no hay punto de retorno, y así lo creo por su parte, pero de la misma manera hay que advertirles que España no se va a suicidar ni va a dejar que una parte de los españoles decidan por todos los españoles.

El nacionalismo separatista provenga de donde provenga utilizan las mismas armas, reinventar la historia, manejar la educación para dar consignas falsas, utilizar las lenguas autóctonas para menospreciar la lengua de todos los españoles y utilizar el victimismo para inculcar falsedades.

Para muestra un botón, y ese botón lo hemos visto en el Parlamento Europeo esta misma semana, donde el trío de eurodiputados nacionalistas separatistas catalanes de Juntos por el sí, Tremosa-Terricabras-Maragall, han enviado a todos los diputados de los 28 países de la Unión Euopea una epístola en inglés donde entre otras perlas aseguran que los malvados españoles no les dejamos decidir, donde mienten falseando la historia de España, y además insidiosamente dicen estar amenazados por el Ejército Español por querer ser libres democráticamente.

Saben perfectamente estos «ilustres» eurodiputados que no es una cuestión ni de legión con cabra incluida, ni de manifestaciones desbordantes, ni de más falsedades y mentiras por su parte.

Es simple y llanamente una cuestión de cumplir con las leyes españolas y los tratados europeos, es decir, nos confundimos plenamente en entrar en el debate que quieren los nacionalistas sobre si hay una o doble nacionalidad, si hay fronteras y aranceles o no, si hay euro o no. Etc. Etc.

La solución es decir la verdad de la legalidad vigente nacional e internacional, y la verdad es que no habrá una Cataluña independiente porque no lo permiten las leyes, por eso votar separatismo será hundir a España pero también a la propia Cataluña. No tengo duda que la opción del Partido Popular con Xabier García Albiol como candidato a presidir la Generalitat es la que no embarcará a Cataluña en la autodestrucción.

Verán ustedes que pase lo que pase el próximo domingo, gane quien gane, habrá una sola cosa segura el lunes por la mañana cuando amanezca y será que Cataluña seguirá siendo España, y que España seguirá con un problema agudo y grave que debe solucionar comenzando a desarrollar políticas y leyes, con creación y cambios severos de algunas leyes, que no permitan que desde su propio seno se autodestruya la nación española.

Carlos Iturgaiz

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias