domingo, diciembre 4, 2022

Opereta bufa catalana

Tras el pistoletazo de salida de la campaña de las próximas elecciones autonómicas catalanas, y que algunos todavía erre que erre insisten en desvirtualizarlas y transformarlas en plebiscitarias en vez de regionales que es lo que toca, permítanme que les incida en un hecho que tiene gran importancia para Cataluña y el resto de España, desde mi punto de vista.

Me estoy refiriendo a las palabras del expresidente de Gobierno socialista Felipe González, que deberían introducir muchas clarificaciones para los que voten en Cataluña dentro de dos semanas, así como para todos los españoles que nos citaremos con las urnas de las elecciones generales a finales de este año.

El relato es conocido, como si se tratase de una opereta bufa, en el primer acto Felipe González envía una epístola a los catalanes a través del periódico nacional guía de los socialistas, a los que les recuerda lo inconstitucional de las aventuras independentistas maquinadas por los nacionalistas separatistas y llama a la unidad de España y al respeto a las leyes de este país. Baja el telón. Grandes aplausos del respetable, especialmente y en gran medida fuera de Cataluña, y alabanzas y vítores por la cordura y la gran demostración patriótica del expresidente González.

En el segundo acto, se abre el telón, y donde dije digo ahora digo Diego, y el expresidente socialista se descuelga con una gran portada en un medio escrito catalán afirmando que Cataluña debe tener cabida como Nación en una reforma constitucional.

De nuevo se baja el telón y al público que aplaudía y vitoreaba anteriormente comienza a darle síncopes y teleles, patalean en sus localidades viendo que lo de la unidad de España que promulgaba el expresidente en el primer acto se queda en nada de nada, sino que Felipe González se echa en brazos de los postulados nacionalistas secesionistas de los Mas y sus compañeros golpistas.

Y llegamos al tercer acto donde ya todo es un pasacalles, Felipe González diciendo con la boca pequeña que nunca ha dicho eso, pero el periódico mirando hacia otro lado, algunos dirigentes socialistas catalanes exigiéndole que no rectifique porque están encantados con el aria «Nación de naciones», otros dirigentes socialistas catalanes no sabiendo donde meterse por las cosas que dice Felipe González y pensando que les ha dinamitado la campaña electoral, Pedro Sánchez inventándose terceras vías para salir del paso y diciendo que esas son las cosas de Felipe González, algo así como que ya empieza a estar gagá.

Y en medio de ese batiburrillo se encuentran los votantes socialistas, no entendiendo absolutamente nada de este desconcierto de las filas del Partido Socialista Obrero Español.

Pero saliendo de la opereta bufa y cómica que les acabo de describir, se encuentra el futuro próximo, y me da la sensación que todo este cuadro artístico socialista se resume en una intencionalidad de los actuales dirigentes socialistas de no sólo cambiar la Constitución cuando lleguen al poder, sino hacer una profunda reforma constituyente que termine con la actual Carta Magna y que dé paso a cambios de magnitud impredecible en el capítulo autonómico así como en todo aquello que proteja la unidad de nuestra Nación.

Si los socialistas siguen perdiendo el rumbo, y jugando a peligrosas y permanentes ambigüedades en sus discurso, no sólo se desquiciarán en sus propias filas, sino que lo más grave será que contribuirán a que los que quieren romper España se puedan salir con la suya.

Carlos Iturgaiz

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias