domingo, noviembre 27, 2022

Cien días

Hemos escuchado estos días al líder de Podemos, Pablo Iglesias, venir a decirnos que hay como una especie de confabulación contra el recién nombrado gobierno municipal de Madrid de la alcaldesa Manuela Carmona, así como en aquellos lugares donde gobierna el Frente Popular.

A la vez se quejaba el señor Iglesias de no haber dado la derecha ni algunos medios de comunicación los cien días de rigor como deferencia a los nuevos órganos gubernamentales.

Es curioso que pida deferencias aquél que a través del insulto, la amenaza y las revueltas callejeras se ha hecho un notable hueco en la escena política española, pero a la vez es necesario recordarle al señor Iglesias que hay actitudes y actuaciones, que lejos de tener cien días deben ser atajadas desde el primer segundo provengan donde provengan.

Si siguiéramos el consejo de los cien días de Pablo Iglesias, las Fuerzas de Seguridad del Estado no podrían haber detenido al alcalde socialista de Punta Umbría, en relación al fraude de los fondos de formación, a los dos días de haber tomado el bastón de mando de ese ayuntamiento oluvense. Pero además, como decía anteriormente, hay declaraciones y actuaciones que no soportan que una persona pueda seguir ni un solo segundo al frente de un organismo público, como fue la poca gracia de los chistes racistas y xenófobos del concejal Zapata, de Podemos en Madrid, unidos a sus chistes hirientes, zafios y asquerosos contra las Víctimas del Terrorismo.

No nos pueden sorprender esas actitudes en forma de chistes, en tertulias, en las redes sociales, o en tribunas por parte de gran cantidad de los dirigentes de Podemos, artífices de revueltas sociales y de agitadores profesionales de la chusma de la calle, ya que ellos llevan e interiorizan en sus cerebros y carnes el odio y el desprecio a todo aquello que no esté cercano a lo que ellos defienden social y políticamente. Y como muestra un botón, recordemos como han colocado de portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid a esa joven, Rita Maestre, cuyo sobresaliente hito político para alcanzar la fama había sido ser una asalta capillas, y que está imputada por su acción en la capilla religiosa de la Universidad Complutense de Madrid. Yo me pregunto si no ser casta y estar imputada favorece la nueva especie de políticos que diseñan los aparatos de Podemos con la financiación de la dictadura venezolana.

Por si todo esto fuera poco, no ya en cien días, sino en menos de una semana de gobierno ya los alcaldes de Podemos colocan sus señas de identidad, pasando por la alcaldesa de Barcelona, la señora Colau, que ya no se viste de abeja Maya protectora de los deshaucios, sino que con su vara de regidora se coloca en la cabeza de las ‘manifas’ de la chusma para recordarnos a todos los demás que eso de cumplir la ley es para los de derechas y que ella se pasa las leyes que no le gusten e interesen por el arco de triunfo; o el regidor de Cádiz, el llamado ‘Kichi’, quien está más preocupado que en gobernar su ciudad en cómo puede meter en su agenda el continuar siendo chirigotero en los carnavales gaditanos del próximo mes de febrero, y que entre pensamiento y pensamiento se le ha ocurrido realizar la «gesta» de retirar del despacho de la alcaldía de Cádiz la imagen de Su Majestad el Rey Juan Carlos para colocar en su lugar la efigie de un anarquista local de tiempos de la primera república… Y esto es el principio, comienza el carnaval antes de lo previsto.

Carlos Iturgaiz

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias