viernes, diciembre 2, 2022

¿Guti sigue siendo maricón?

Siempre me han parecido «curiosos», como mínimo, los cantos que se escuchan en nuestros campos de fútbol. En el Calderón, donde suelen salir los más ingeniosos (también muchos de los más ofensivos),  lleva años escuchándose una coletilla que acompaña en muchas ocasiones al saque de puerta del guardameta rival: «Eeeeeehhh, cabrón…, y Guti maricón, Raúl sin selección». 

Este periódico ha sacado en exclusiva que «El hijo de Guti traiciona a su padre y se pasa al Atleti», informando sobre las pruebas que ha pasado el vástago del actual entrenador del Alevín A del Real Madrid. ¿Dependerá de que las pase el que el Frente Atlético (sí, todavía existe aunque alguien se crea que no) tenga que cambiar su canción? 

Imaginen que Aitor Gutiérrez, Tuchito como le llaman en casa, no sólo supera ese test sino que incluso se convierte en estrella de la primera plantilla rojiblanca. ¿Realmente creen que iba a marcar algún gol mientras los hinchas cargan contra su padre? Es como si el hijo de Juan Gómez «Juanito» se pusiera la rojiblanca y brincara de alegría cuando desde el Fondo Sur se jaleara eso de «Juanito, cabrón, jodiste el camión».

Y es que por mucho que «homosexual» o «gay» no sean términos hoy en día que se puedan considerar como insulto (no lo tendrían que haber sido nunca), cuando alguien llama «maricón» a otro sólo tiene una intención, insultarle a la cara. Eso ocurre en el Calderón, en el Bernabéu y hasta en el tempo del «seny» del Camp Nou. 

Y se le llama ese piropo pese a que el rubio exjugador blanco no sólo no ha tocado los cataplines a nadie en un terreno de juego, como su amigo Míchel, sino que ha demostrado siempre fuera de los mismos que tenía el mismo buen gusto con las mujeres que con el balón. 

Arancha de Benito, la mujer con la que estuvo casada diez años, deleitó a más de un telespectador desde que debutara en la pequeña pantalla en 1991 con 'Ponte las pilas'. La modelo se las terminó poniendo ocho años después al futbolista, con el que tuvo dos hijos (uno el ya mencionado Tuchito). 

Ahora, el tertuliano de 'El chiringuito' de Neox ha conseguido por fin olvidarla gracias a Romina Belluscio, otra señora a la que cualquier hombre o mujer haría un hueco en su casa. La modelo argentina, que hace dos años tuvo un hijo con su actual pareja, no es de las que estaría unida a alguien que fuera fan de, por ejemplo, Jesús Vázquez. 

Eso sí, la sangre blanca que corre por las venas de Guti, como demuestra cada vez que abre la boca al lado de Pedrerol, quizás sea el atenuante al que los hinchas rojiblancos se acojen a la hora de entonar su cántico, por muy macho que sea. 

A José María Gutiérrez se le revolvieron las tripas cuando los del Cholo salieron triunfantes de sus siete primeros enfrentamientos esta temporada ante su Madrid, y sólo le faltó dar volteretas por el plató de 'El Chiringuito' cuando, por fin, se impusieron en el partido de vuelta de la Champions. 

Por eso no fue a ver a su hijo a la ciudad deportiva atlética, y quizás por eso no pisaría el Calderón, o la Peineta, si algún día su vástago jugara con la elástica rojiblanca. Sólo de pensar ese dilema, familia o principios, a Guti se le encoje el corazón. Que le canten o no es lo de menos para él. O quizás incluso sea un orgullo que cada domingo se acuerden de él por aquello de que lo importante es que hablen de uno, aunque sea para mal. Pero aplaudir a los indios… Como diría el recordado Antonio Ozores (aunque cambiando el sexo), ¡No, hijo no!.

 

La mosca

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias