miércoles, noviembre 30, 2022

Preguntas

En caso de que se cumpla la última encuesta del CIS… ¿Exigirá Ciudadanos al Partido Popular la renuncia por escrito de Esperanza Aguirre, tan responsable, «in vigilando», de las corrupciones de los «Gürtel» o de los «Púnica«, como pudieran serlo Chaves o Griñán en el caso de los ERE?

¿Exigirá Ciudadanos, siguiendo el mismo principio de «in vigilando», las  dimisiones de Rita Barberá y de Alberto Fabra, por las presuntas chorizadas de Carlos Fabra en Castellón, caso Emarsa en Valencia, caso  Brugal en Alicante, el caso Rus, el caso Iñaqui Urdangarín o el mismísimo caso Gürtel?

¿Apoyará Albert Rivera a María Dolores de Cospedal en Castilla la Mancha, a pesar de que su gerente, José Ángel Cañas, firmase el famoso recibí de 200.000 euros, procedentes supuestamente de una comisión  de la empresa SUFISA, a cambio de un contrato público en Toledo?

¿Qué hará el estricto Albert Rivera, si se confirman las encuestas que le convierten en llave de tantos municipios y comunidades? ¿Apoyará al PP en Galicia, en Murcia, en Alicante, en Castellón… o exigirá dimisiones fulminantes, y naturalmente por escrito, como exige hoy  a Susana Díaz para facilitar la formación de su gobierno en Andalucía?

A Albert Rivera se le ha subido el éxito a la cabeza y peca de prepotencia

Da la sensación de que a Albert Rivera Díaz se le ha subido el éxito a la cabeza y peca de prepotencia, olvidando el sentido de Estado del que hasta anteayer se vanagloriaba. Más bien parece que, al final, todos actúan siguiendo criterios tácticos, cortoplacistas, partidistas y electoralistas, olvidando las necesidades de la gente, a la que con tanta vehemencia han apelado siempre.

Porque, hoy por hoy, lo que los andaluces necesitan es la urgente puesta en marcha de un gobierno capaz de solucionar los problemas acuciantes del paro, de desigualdad, de educación o de sanidad… Y para eso, en los países más democráticos de nuestro entorno, se recurre a los pactos, se cede en algo a cambio de algo, teniendo como objetivo, siempre, el bien común.

La diferencia de 14 escaños con el Partido Popular, o de 32 con Podemos, de 38 con Ciudadanos, y de 42 con Izquierda Unida, convierte al PSOE de Andalucía en el único partido con posibilidades lógicas de formar gobierno. Y no valen las excusas de inestabilidad, manejadas por  Juan Manuel Moreno, ni la de Teresa Rodríguez acusando al PSOE de no firmar concreciones sobre un pacto anticorrupción, cuando que Susana Díaz ha hecho en su programa las más duras propuestas sobre el tema,  ni de Albert Rivera exigiendo la dimisión por escrito de un Chaves  que ya ha dicho por activa y por pasiva que no va a presentarse; entre otras cosas porque su partido no va a meterle en las listas.

Tiene razón la candidata Susana Díaz al afirmar que se está cayendo en un ridículo liderado por el presidente Mariano Rajoy, tan preocupado por el ocaso del bipartidismo.

Victoria Lafora

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias