jueves, diciembre 1, 2022

Sensibilidades

Fue Felipe González quien se sacó de la mano hace años que en el PSOE coexistían distintas sensibilidades, dando así cerrojazo a la polémica sobre las tensiones que existían en el seno del partido.

Rajoy no se mueve en función de las diferentes sensibilidades del PP, aunque las hay, pero sí está pendiente de cómo respiran los españoles. No ha hecho falta que el CIS dijera esta semana que el paro y la corrupción están en lo alto de la lista de inquietudes, el presidente lo sabe hace tiempo, así que los buenos datos del lunes con el record de caída de desempleo en marzo y el incremento del 27 por ciento de contratos indefinidos, le hacen pensar que va a cumplir su promesa de crear este año 800 mil puestos de trabajo, aunque sindicaros y oposición creen que Rajoy y Báñez se las prometen demasiado felices.

Rajoy piensa volcarse también en el otro asunto, el de la corrupción. En las próximas fechas, con la ayuda inestimable de Sáenz de Santamaría y el ministro Catalá, se explicará hasta la saciedad lo que significa la reforma del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, con aspectos sobre la administración de la justicia que, piensa Rajoy, la gente exige desde hace años. Por ejemplo, que los corruptos estarán obligados a devolver el dinero que se han llevado. Segundo, la agilización de la justicia, con limitación del tiempo dedicado a la  instrucción. La oposición, en cambio, tratará de demonizar las reformas con el asunto de la condena perpetua revisable. 

UPyD se desmorona. No es el primer partido que sufre un declive que puede ser irreversible, pero sí hay un elemento que diferencia su situación actual a la de otras formaciones políticas que han pasado a la historia: no hay una escisión interna, no ha aparecido un grupo disidente que se ha enfrentado a la mayoría, sino un movimiento gradual, que empezó siendo individual cuando Sosa Wagner pidió que se estudiara el acercamiento a Ciudadanos, y que se ha ido convirtiendo en un chorro imparable de militantes que piden incorporarse a las filas de Rivera o, simplemente, dejan de respaldar a Rosa Díez. 

Los menores tienen más posibilidad de conseguir representación cuando hay muchos escaños en liza

Es curioso que los muchos dirigentes que hoy se muestran contrarios a Díez no han elaborado una estrategia común, no han puesto en marcha el mecanismo adecuado para proceder al relevo: Toni Cantó llamó a Irene Lozano el día anterior a anunciar su renuncia en rueda de prensa, Lozano y Agulló no se pusieron de acuerdo para abandonar el comité de dirección hasta  minutos antes de dar el paso. El asturiano Ignacio Prendes decidió entablar negociaciones con Ciudadanos para presentar una lista común sin consultar a compañeros de otras regiones, y los eurodiputados Calvet y Maura van por libre y en comandita con los eurodiputados de Ciudadanos desde que Sosa provocó lo que provocó. Solo ahora, cuando unos han dimitido y otros han sido dados de baja, están en contacto para ver la manera de enfocar el futuro. 

Los partidos que concurren por primera vez a las autonómicas y municipales analizan la Ley D´Hont del derecho y del revés. Nada que ver una circunscripción única como la europea, con las circunscripciones locales y provinciales. Cuanto más pequeña la circunscripción, más cuesta conseguir escaño o concejal a un partido minoritario, sobre todo si hay un partido dominante, que se lleva el gato al agua, mayoría absoluta, a poco que le saque  seis o siete puntos de diferencia a  la segunda fuerza.

Los menores tienen más posibilidad de conseguir representación cuando hay muchos escaños en liza. De ahí que Podemos y Ciudadanos quieran volcarse en las autonómicas de Madrid y Valencia y en las municipales de las grandes capitales.  El resto no es que interese menos, sino que el parlamentario o concejal sale muy muy caro. En votos, no en euros. 

Pilar Cernuda

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias