sábado, noviembre 26, 2022

Salvar los muebles

Pues sí, Susana Díaz ha salvado los muebles de manera que tanto ella como el PSOE pueden respirar tranquilos: Andalucía continuará siendo gobernada por los socialistas y de rebote Pedro Sánchez se beneficia del triunfo de sus compañeros andaluces.

Más allá del triunfo de Susana Díaz lo más destacable en estas elecciones ha sido la irrupción de «Podemos» y «Ciudadanos» y el batacazo que se ha dado Izquierda Unida amen de que las urnas también  han castigado a UpyD .

«Podemos» y «Ciudadanos» son dos nuevos actores en la política española y han arrancado con fuerza.

Mientras Podemos recoge muchos votos de IU y del PSOE, Ciudadanos, que es un partido centrado y transversal los recoge del PP también del PSOE y desde luego los de UPyD, ahí que tenga que actuar con sumo cuidado de aquí a las elecciones generales para no cometer errores.

Si UPyD se está quedando fuera de juego a pesar de haber una buena labor de oposición durante esta legislatura se debe a los errores cometidos por su dirección. De manera que es de esperar que de los errores de Rosa Díaz aprenda Albert Rivera.

Lo que está claro es que el electorado más centrado ha encontrado un partido al que votar. El discurso de Rivera es distinto al del resto de los líderes políticos. Mientras que los dirigentes del PP y del PSOE se repiten y por tanto son previsibles, Rivera ha optado por no meterse con los demás y dedicarse a ofrecer propuestas a los ciudadanos, y eso muchos votantes lo agradecen hartos ya de los rifirafes que no conducen a ninguna parte.

Pero volviendo a Andalucía, Susana Díaz ya ha dejado claro que gobernará en solitario. Imagino la frustración en filas de Izquierda Unida que tan mal han jugado sus cartas en los últimos tiempos. En IU pensaban que tenían la sartén por el mango y que sin ellos el PSOE andaluz no podría dar un paso y se han encontrado reducidos casi a la irrelevancia por su propio electorado. De manera que los dirigentes de Izquierda Unida deberían de empezar a hacer autocrítica y remediar los errores cometidos.

En cuanto al PP, los resultados de las urnas andaluzas son un aviso a navegantes. Y vaya por delante que en mi opinión no se puede achacar el desastre a su candidato Moreno Bonilla, que ha hecho una buena campaña y que parece un político sensato.

En realidad Moreno Bonilla ha soportado el lastre que suponen los cuatro años de gobierno de su partido en los que tantos y tantos ciudadanos han sufrido los efectos devastadores de la crisis mientras se recortaban derechos y asistencias sociales.

Alguien debería decirle a Mariano Rajoy que el que la economía empiece a despegar no es suficiente para que los ciudadanos olviden sus sufrimientos de estos últimos cuatro años.

La próxima cita en las urnas es en mayo, veremos si a los partidos perdedores les da tiempo a rectificar el rumbo.

Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias