martes, diciembre 6, 2022

Master en Aguirrismo

Están decididas, las dos, a llevarse bien caiga quien caiga y pase lo que pase.

Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes saben, también las dos, que tienen muy difícil lograr su objetivo de convertirse en alcaldesa de Madrid y presidenta del gobierno regional, pero se van a dejar la piel para conseguirlo; y uno de los elementos básicos de la campaña es que vayan  unidas, en equipo, que bastantes divisiones internas se advierten en el PP como para que encima  se vean discrepancias en el cartel madrileño. Han trabajado juntas durante muchos años, se conocen las vueltas, saben de qué pie cojea cada una,  y Cifuentes incluso dice castizamente que ha hecho “un master en Aguirrismo”.     

Rajoy sabe perfectamente  el alcance del paso que ha dado al decidirse por esas dos mujeres tan distintas y no tan distantes. Y menos ahora. Hablan a menudo y se entienden, pero pueden llegar los problemas en el momento de elaborar las listas. Esperanza Aguirre quiere tener en la municipal a su gente, ya que la ley obliga a que el equipo de gobierno municipal esté formado por concejales electos,  y no piensa prescindir de nombres que considera indispensables para sacar adelante una capital cuya gestión necesita revisión urgente. Si consigue ser alcaldesa, claro, que  lo tiene complicado. Como Cifuentes. Pero no son  mujeres que se arrugan ante los muros que se le ponen por delante.

En Madrid se habla más de los comisarios que grabaron ilegalmente a Ignacio González que de las dos candidatas del PP, y es que lo de Villarejo y Castaño clama al cielo. Jorge Fernández anuncia una investigación sobre las empresas de Villarejo por si pudieran ser incompatibles con sus responsabilidades policiales, pero lo que tendría que investigarse es por qué grabó a González  sin la obligada orden judicial si efectivamente existieran motivos para grabarle, y por qué filtra tres años más tarde esa conversación troceada a conveniencia. ¿Alguien le encargó que lo hiciera entonces y que ahora diera a conocer algunos datos –seleccionados- de la entrevista para eliminar a González de la carrera por las candidaturas de Madrid? Es lo que tendría que explicar el ministro de Interior, en vez de declarar en Estrasburgo que Villarejo ha hecho grandes servicios al país. Que explique cuales, porque lo que sabemos de él no tiene nada que ver con lo que se supone hace un patriota. Más bien todo lo contrario.

Ciudadanos sigue su ascensión. Albert Rivera tiene atractivo político, le sobra coraje y ha mantenido una actitud en Cataluña de quitarse el sombrero. Sin embargo algunos de los candidatos  que está presentando presentan un perfil decepcionante, nada que ver con el que se suponía iba a buscar Rivera. Es lo que ocurre a veces cuando se pesca en las aguas de partidos independientes, en gran parte formados por personas resentidas que, al no ser aceptadas en listas de los partidos grandes crean un partido independiente con un grupo de amigos y familiares. No todos siguen ese modelo, pero es bastante habitual y, la verdad, con resentidos no se va a ninguna parte.  

Hablando de partidos grandes, cuentan los que están muy cerca de Susana Díaz y Pedro Sánchez, pero cerca de verdad,  que hay creer de la misa la media cuando se dice que apenas se hablan. Por lo visto no es así y, en lo tocante a  los pactos postelectorales, no fue “Ferraz” quien advirtió a Díaz que ese tipo de pactos deben ser avalados por el comité federal, sino que lo declaró Bono como respuesta a la pregunta de un periodista. Y Bono no es “Ferraz”, sino que hoy es solo un destacado militante del partido y miembro del mencionado comité federal. Un hombre que, por cierto, tuvo importante papel para que Sánchez ganara las primarias … aunque luego no tuvo a bien invitarle a la comida o cena que organizó en su casa con Pablo Iglesias. Y con Zapatero.

Pilar Cernuda

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias