lunes, febrero 6, 2023

El desahucio de invictus

No te pierdas...

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, desahuciado es toda aquella persona que es arrebatada de aquello que desea.

Al hasta estos días, Secretario General de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, que deseaba seguir siendo Secretario General, y quería ser presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, se le ha desahuciado. Por parte, de Pedro Sánchez en menos que canta un gallo, y podría incluso parecer que le ha pasado el metro de Parla por encima por la contundencia con que han estallado contra él desde Ferraz.

Y a falta de un buen GPS, bueno es tener cerrajeros a mano. Me refiero a que esto es lo que pensaría el secretario general del PSOE cuando ha desalojado de su puesto presidencial, a la vez que de su despacho al hasta ahora secretario de los socialistas madrileños, Tomás Gómez.

Recordemos como al señor Pedro Sánchez le salió el tiro por la culata. Fue en aquél desgraciado viaje a Estados Unidos, donde pretendiendo ser un afamado estadista europeo, la llegada tarde a una conferencia estudiantil universitaria tras haberse perdido por las carreteras norteamericanas debido a una confusión de su destino final. Sánchez hizo que un famoso tweet del Rector de esa universidad, burlándose de él e incluyendo una maledicencia con su GPS, arrasara y machacara todo el viaje y además quedarán olvidados todos los contactos mediáticos que tuvo con autoridades estadounidenses. Lo cierto es que como en tantas y tantas ocasiones de la vida pública, la anécdota superó a los esfuerzos programáticos del viaje. Y las consecuencias de ese viaje se han quedado en el recuerdo y la memoria de los españoles como que a Pedro Sánchez no le funciona ni funcionará su GPS de por vida, y se sumirá en estar perdido «for ever and ever».

Volviendo a la crisis de los socialistas madrileños y a la forma de resolverla. Ha quedado meridianamente claro que los socialistas intentan zanjar sus crisis agudas en primer lugar con la búsqueda de cerrajeros que cambien cerraduras y llaves antes de pasar al segundo paso y colocar candados en las bocas de aquellos que intenten abrirla para protestar.

La realidad tras la intervención de Ferraz es que Tomás Gómez ha pasado de «invictus a «victum», de invicto a vencido, y además de que manera. En un desgraciado desahucio que le han hecho y que sólo le ha faltado que le escupieran en la cara a la salida de su despacho antes de que le cambiasen las cerraduras por orden de Pedro Sánchez.

Y tras el episodio de las cerraduras y en la búsqueda por parte de la dirección socialista de un nuevo candidato, en estos momentos ya sabemos que los adalides de las elecciones primarias internas ahora no quieren verlas ni en pintura, y la condición que ha puesto el señor Gabilondo para ser candidato, es decir, de que no se celebrasen primarias, demuestra que los socialistas están dispuestos en todo momento al transformismo político, y donde dijeron digo ahora dicen Diego… Y se quedan tan pichis.

Es una pena que con lo que les gustaba hablar de primarias, y por si fuera poco, echaban en cara a otros partidos políticos que no las celebraran. Ahora ese discurso se lo tendrán que tragar y lo que es peor para los socialistas, su planteamiento sobre primarias se lo han cargado ellos mismos.

Pero esto no puede sorprender a nadie ya que los socialistas son expertos en pegarse tiros en el pie ellos mismos, y si no figúrense como se frotarán las manos estos días los populistas de Podemos al ver el desguace que está haciendo el PSOE en Madrid y que tendrá repercusiones en toda España, como si de un efecto onda sísmico se tratara.

Carlos Iturgaiz

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -