lunes, diciembre 5, 2022

¿Podremos?

Ver alguna televisión y su ‘cobertura’ de la manifestación de Podemos por el cambio, el sábado, es un ejercicio surrealista: no tiene nada que ver con la realidad.

Había hartura entre los manifestantes, sobre todo contra el robo que se ha perpetrado en España en los últimos lustros, pero había jolgorio, banderas republicanas (la constitucional ha sido relegada totalmente por la izquierda), griegas, vascas, sudamericanas; en fin, todas las banderas menos la española legal.

Hay mucha malevolencia en las críticas a Podemos, provocadas en gran parte por Rajoy

Pero no había insultos. “Si se hacen los suecos, nos haremos griegos”, “pensamos luego podemos”, “antes era un indignado, ahora soy un ilusionado”. No había acritud, tan sólo esa ironía tan española. Pero era una manifestación positiva, sin afán de revancha.

Y no había servicio de orden, todo discurría de manera simpática, con muchos jubilados, familias con hijos, algunos sudamericanos

Decía una de las Cartas de negocios de José Requejo (de Agustín García Calvo, en 1974): “Se sabe que estos jóvenes no tienen una Idea para la construcción de España ni de nada; pero han puesto su juventud entera en la tarea crítica y urgente (…) si a esta juventud sabéis reconocerla como vuestra, para ella os pido vuestra amistad y vuestra ayuda…”.

Pues eso, no sabemos todo de Podemos. Hay mucha malevolencia en las críticas a este grupo, provocadas en gran parte por el pánico de Rajoy, y la estrechez de miras de Susana Díaz. Hay propaganda, inventos, teorías  conspirativas, vale todo.

Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias