martes, diciembre 6, 2022

La transparente y mojada Cristina Pedroche

Con permiso de Canal Sur (lo suyo fue el ridículo del año), la auténtica reina de la Nochevieja fue Cristina Pedroche, o mejor dicho el vestido con el que Frank Blanco fue el único de los presentes en la Puerta del Sol y aledaños que no pasó frío.

'A mí no me va a ganar Anna Simón a la hora de enseñar'. Eso es lo que debió pensar la chica (si hubiera sido en algún canal de Mediaset nadie dudaría que la idea del trajecito fue una obligación del productor, el realizador o de cualquier directivo de la casa) a la hora de elegir vestuario y a fe que nadie pudo competir con ella.

Nadie quedó indiferente. Y mucho menos cuando su compañero le preguntó si llevaba alguna prenda roja (tradición que ni Franco consiguió extinguir) y ella, tan «espontánea» como siempre, se estiró todo el vestido, dejándonos ver con nitidez sus bragas negras, al tiempo que decía «ya me dirás tú si llevo algo rojo» mientras se daba una vuelta completa. 

No pude contemplar las reacciones de todos los que sintonizaban en ese momento La Sexta, pero pondría un ala en el fuego a que en ese instante hubo ovación cerrada y vítores hacia la vallecana en el 90% de esos hogares.

Y es que había que ser un encendido fan de la Pedroche para ver las campanadas en esa cadena mientras estaba Ramontxu con su capa en La 1, acompañado de una Anne Igartiburu a la que parecían haber hecho photoshop por lo bien que estaba (la verdad es que ella nunca ha estado mal).

Mi obligación era estar en todos los canales a la vez (también tuve que ver un ratito a los patéticos protagonistas de 'Chiringuito de Pepe', con la excepción de la sugerente Dafne, intentar ser graciosos con su croquetón), y por eso sufrí por la pobre Anne, que estaba más a la interperie que ninguna de las otras «locutoras» y por tanto debió quedarse más helada que los andaluces que sintonizaban a esa hora Canal Sur y se quedaron sin campanadas (el realizador de esa retransmisión debió echar un momento una miradita a algún televisor en el que se sintonizaba La Sexta y se olvidó de hasta como se llamaba).

Pero volviendo con la gran protagonista de la velada, nuestra querida Pedroche, lo suyo fue una jornada muy completita, ya que venía por la tarde de haber salido «chorreando» del plató de 'Zapeando', donde ya se ha convertido en la primera vedette del espectáculo que propone Frank Blanco.

Al presentador, o vaya a usted a saber a quién (sobre todo teniendo en cuenta que él está felizmente casado), se le ocurrió la idea de hacer otro «ice bucket challenge» en diciembre, y con cava fresquito en vez de con agua helada. ¿Y a quién eligió para tan «cachonda» juerga? Pues a la Pedroche, por supuesto.

Y si me dicen que fue con una baraja trucada pues me lo creería, porque por cualquier ley de probabilidades resulta casi imposible que en seis tiradas la chica sacara en todas ellas la carta más baja, y por tanto la que daba derecho a ser duchada con cava por su oponente.

Por supuesto, la primera copa fue hacia sus senos (su canalillo le llevó a Frank a reconocer que «se me van los ojos siempre al mismo sitio»), y por ahí fue cayéndola el champán hacia sus muslos, lo que hizo que la ¡Moooooooooza! (como dirían los de Muchachada) se levantará y dijera lo de «estoy chorreando». 

Con ella chorrearon todos sus fans, a los que ya poco les importa que su idolatrada heroína haya llegado o no a los dos millones de seguidores en facebook para que cumpla su palabra de hacer un desnudo integral. Con lo del cava y con lo del vestidito de las uvas están más que satisfechos. Ellos al menos no podían entrar de mejor manera en el nuevo año.

La mosca

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias