lunes, diciembre 5, 2022

Dedicado a Pilar Miró

Pilar, mujer controvertida  y de carácter difícil, estupenda en todos los sentidos a pesar de ese carácter, pasó días amargos, meses, por aquella campaña provocada en las filas de su partido, el PSOE, a la que no gustaban los aires de libertad que permitía en la RTVE de Felipe González. Le buscaron las vueltas y se las encontraron: pasó como gastos de representación un par de trajes largos que se compró especialmente para acudir a las recepciones oficiales a las que era invitada como directora general del Ente público.

Le dijeron de todo, y todo malo, y tuvo que vivir el mal trago de sentarse en el banquillo ante un tribunal que finalmente no vio delito en su actuación, pero aquellas acusaciones infames le dejaron huella.

Imposible no recordar aquel episodio cuando vemos ahora que con las famosas tarjetas de crédito que entregaba Caja Madrid a sus consejeros privilegiados, esos consejeros también compraban ropa con el argumento de que la necesitaban por razón de su cargo. Pilar Miró al menos entregaba las facturas a la Intervención, no ocultaba las compras. Los de Caja Madrid no rendían cuentas a nadie.

Sánchez se ha pasado varios pueblos al anunciar que  promoverá que las víctimas de malos tratos tengan funerales de Estado

Pedro Sánchez reaccionó ante la noticia anunciando que expulsaría del partido a quien se demostrase que había utilizado a su favor fondos de Caja Madrid y Bankia; y el presidente madrileño, Ignacio González, ha cesado a su director general de Economía por formar parte del grupo que tiraba de tarjeta para pagar lo que se le antojara. Bien. Hace falta responder de forma drástica ante comportamientos que no tienen justificación posible. Sánchez acierta también al proponer que los diputados tengan dedicación exclusiva a sus funciones parlamentarias,  pero en cambio, el secretario general socialista se ha pasado varios pueblos al anunciar que  promoverá que las víctimas de malos tratos tengan funerales de Estado y que él mismo los presidiría si fuera presidente del Gobierno.

Las víctimas de la violencia de género merecen todos los apoyos posibles y más, y que caiga el peso de la ley sobre los asesinos. Pero funeral de Estado … Sánchez, que está trabajando a fondo para recomponer un partido que necesitaba recomposición, a veces toma iniciativas que merecerían, cuando menos, ser meditadas, porque con ese tipo de ideas da la razón a quienes dicen que todavía necesita un hervor. Aprende rápido, y tiene mérito porque llegó a la Secretaría General sin apenas experiencia en estrategia política, pero tendría que dar una vuelta a ciertas propuestas antes de lanzarlas al ruedo.

Artur Mas sigue adelante con su desafío y Rajoy y Sánchez comparten criterio respecto al “no” a la consulta independentista, recurso va recurso viene.  En los círculos políticos de Madrid se piensa que la consulta no se celebrará porque el propio Mas ha tirado ya la toalla; en los círculos políticos de Cataluña todavía hay quien cree que Mas no tiene más remedio que inventar algo con lo que paliar la anulación de la consulta, pero nadie se atreve a aventurar qué hará el presidente de la Generalitat. ¿Adelantará las elecciones y las convertirá en plebiscitarias? Por lo visto Junqueras no está por la labor, porque los datos que maneja indican que gana las elecciones, pero que ERC no logra la necesaria mayoría absoluta ni siquiera si acuerda una lista conjunta con Mas y con lo que queda de CiU. Que esa es otra, la coalición está muy perjudicada. Aquello es un sálvese quien pueda.

En los círculos políticos de Madrid se piensa que la consulta no se celebrará porque el propio Mas ha tirado ya la toalla

Así que … Imposible hacer pronósticos. Nadie sabe qué tiene Mas en la cabeza, pero hay coincidencia en que todo se le ha ido de las manos y no tenía respuesta  preparada a la posición inamovible de Rajoy. ¿De verdad pensaba el presidente catalán que Rajoy le iba a dar todo lo que quería en materia fiscal, con tal de que diera marcha atrás a su proyecto independentista?

Eso es no conocer a Rajoy que, además, contaba con el apoyo del PSOE para plantar cara  a Mas y Junqueras. Tanto con Rubalcaba como con Pedro Sánchez.

Pilar Cernuda

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias