viernes, diciembre 9, 2022

La tendencia del paro sigue positiva

Como todos los agostos desde que hay estadísticas disponibles, el paro y la afiliación a la Seguridad Social han roto tendencias. Pero hay años y años. El paro registrado en agosto de 2014 ha aumentado en 8.070 personas y hay que decir que a pesar de que es un dato negativo es el de mejor comportamiento en muchos años. Sin ir muy lejos, en los años de bonanza 2004, 2005, 2006 y 2007 el paro registrado aumentó en cifras extraordinarias, entre 29.000 u casi 58.000 personas. No digamos en los años últimos de crisis. En 2008, por ejemplo, se llegaron a registrar en el paro más de 100.000 personas. Por ir al grano, en los últimos 10 años la media de paro registrado superó los 49.000. Hay que estar contentos, echar las campanas al vuelo, no. Pero, los datos hay que interpretarlos y ser objetivo al analizarlos.

En agosto se acaba la parte mollar de la temporada turística y siempre ha aumentado el número de parados y ha bajado la afiliación a la Seguridad Social, además, los datos hay que mirarlos en perspectiva, las tendencias, y ésta se mantiene positiva. Cierto que se ha parado una racha de seis meses de mejora y por eso precisamente no es para ser complacientes, sino para seguir trabajando y no entorpecer con declaraciones fuera de madre. Más apoyo a medidas de recuperación del crecimiento y el empleo y menos declaraciones negativas que no van a ningún lado.

La economía está mejorando y vemos cómo con escaso crecimiento se consigue reducir el paro

Hay que tener en cuenta además que en términos desestacionalizados, sin el efecto calendario, el paro registrado ha disminuido en más de 1.000 personas y es la bajada más abultada en un mes de agosto desde hace 12 años, con excepción del 2013. Claro que el gobierno tiene que seguir encima, buscando soluciones. Y la oposición también. No digamos los sindicatos y la patronal. La economía está mejorando y vemos cómo con escaso crecimiento se consigue reducir el paro.

Hay que perseverar en las reformas y en la reducción del déficit público para seguir ganando confianza, inversión y empleo. Ahora, no hay que dormirse. Ya hay mejores datos hasta en el sector inmobiliario, los intereses de la deuda están en mínimos históricos, vuelven a subir las ventas de automóviles. Las estadísticas mejoran en general, aprovechemos para ganar confianza en nuestro país, en nosotros mismos y dar un empujón definitivo a la economía española para que vuelva a recuperar el pulso.

Carmen Tomás

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias