lunes, febrero 6, 2023

El descrédito tendrá un precio

No te pierdas...

Llegar al fin de semana manteniendo cuarto y mitad de optimismo, esperanza, fe o como usted lo quiera llamar, es ya una mérito en este país en el que cada día se podría resumir en la frase atribuida al torero «Guerrita» pero que en realidad parece ser que es del diplomático francés Charles Maurice de Talleyrand: «lo que no puede ser no puede ser y además es imposible». Pues así estamos. Don Oriol Junqueras (ERC) amenaza en Bruselas con paralizar la economía catalana durante una semana y a ver qué pasa en España. Este es Junqueras, sí señor, con un par y cierta ensoñación porque sólo dos personas en el mundo podrían decir algo así: Nicolás Maduro y don Oriol. La diferencia es que Maduro es capaz hacerlo y me temo que don Oriol tendría ciertas dificultades.

Y ya que estamos en Cataluña. Artur Mas, que va de mal en peor, pretende ahora que todos los españoles paguemos su TV3 y aseguran en CIU que la Constitución les avala. Hombre, un poco de seriedad: si ponemos la Constitución por testigo, habrá que ponerla para todo, no sólo para pagar su TV3. Usted ya me entiende señor Mas.

Y nos enteramos por las redes sociales que Felipe González (no lo creo) o su editorial pidió a la portavoz y guionista eventual de la plataforma de Afectados por las Hipotecas, Ada Colau, que presentara el libro de memorias del ex presidente. La respuesta de la Colau fue tajante en tuiter: «Felipe González, q dijo q en @LA_PAH acosamos a niños, me pide q presente su libro, para promocionarlo aunque sea con polémica #asco». Impresiona sobre todo el final, el «hashtag» (o almohadilla) de «asco». Tampoco es eso, mujer.

Y yo de los nervios porque debo ser el único español al que no ha espiado (presuntamente) la empresa Método 3.

Debo ser el único español al que no ha espiado la empresa Método 3

Y ya con menos gracia dos historias más para no dormir. En primer lugar los extraños arrepentimientos del ex ministro Solbes que le llevan ahora a confesar, tranquilamente, que nos mintió plenamente consciente a todos los españoles. No se trata ya de hablar del desencuentro con Zapatero ni de juzgar al presidente por su desidia; es que lo de Solbes resulta absolutamente inmoral cuando aseguraba: «Hablan de crisis y recesión, nada más alejado de la realidad». Y mientras decía esto en público, ahora confiesa que él sabía todo lo contrario. ¿Pero hasta dónde hemos llegado?

Pues hemos llegado hasta el inmoral espectáculo de ver como con mayoría absoluta, el Gobierno de Rajoy cierra con el PSOE el nuevo Consejo General de un Poder Judicial más politizado que nunca. Esto, que ya de por sí venía siendo escandaloso, se agrava si se recuerda que fue el propio PP quien en su programa electoral proponía «una reforma del sistema de elección del los vocales del CGPJ» Pues ya lo ven. Y para este despropósito no hay herencias que valgan, ni hombres de negro, ni primas de riesgo. No lo han hecho y punto.

Así -más todo los que me dejo en el teclado- no puede funcionar un país serio. Estas no son maneras para regenerar la democracia, al contrario; así sólo se incrusta más y más el descrédito en el sistema y eso, tarde o temprano, tiene un precio.

Andrés Aberasturi

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -