domingo, diciembre 4, 2022

Carlos de Inglaterra: el eterno aspirante

Y sigue esperando… A sus 65 años recién estrenados Carlos de Inglaterra ya no desespera, porque sabe por boca de su propia madre que la Reina no piensa abdicar pese a haber cumplido 87 años. Es un caso único en la historia de las monarquías, que invita a la reflexión. ¿Es normal que cuando la mayoría de los mortales se jubila el Príncipe de Gales tenga que esperar a que muera su progenitora para que pueda acceder al trono? A mí no me lo parece, por más que sus colaboradores digan que Carlos se encuentra en el momento más feliz de su vida, con Camila a su lado, y un nieto Jorge, que garantiza el futuro de la monarquía británica por los siglos de los siglos.

Carlos de Inglaterra es el único heredero que lleva 65 años a la espera de hacer realidad el sueño de su vida

Ni siquiera los grandes mandatarios, esperan tanto tiempo para dejar las riendas de sus negocios a sus descendientes, de ahí lo atípica de esta historia. Si fuera porque Isabel no confía en su hijo y prefiere a su nieto Guillermo, lo mejor es que lo diga, y le permita vivir a su manera, sin la presión y la angustia de saberse el eterno aspirante. Es el único heredero que lleva 65 años a la espera de hacer realidad el sueño de su vida, lo que no deja de ser frustrante para cualquier persona, supongo que también para él. Un hombre que ha estado preparándose desde que nació para hacerse con las riendas de la corona. De ahí que cuantos le conocen digan que es el heredero mejor preparado de su época: lleva años estudiando árabe, aparte de otros idiomas que domina, y que ha dado sobradas muestras de su preocupación por los problemas que asolan a su país, y que son comunes a otros de su entorno, como son el paro, la educación, la mejora de las zonas rurales, el medio ambiente y la rehabilitación de las grandes ciudades, ya que la arquitectura es una de sus grandes pasiones. Eso y la fundación de asociaciones benéficas, que preside y a las que ayuda para mejora la vida de los más necesitados. Su último gesto ha sido donar su pensión (500 euros) a una organización sin ánimo de lucro. Lo que demuestra que no es Carlos un Príncipe al uso -más preocupados por su imagen que por los problemas reales de los ciudadanos-, más bien es todo lo contrario.

Tanto le interesa lo que se cuece en los ministerios, y en el Parlamento inglés, que ha infiltrado a personas de su total confianza en esos centros de poder para que le informen puntualmente de todas las decisiones que va a tomar el gobierno de David Cameron. Lo que no deja de ser una incomodidad para el Primer Ministro, aunque lo acepta sin rechistar, de igual manera que acepta las declaraciones de Carlos sobre temas candentes, algunas de las cuales de gran calado político que dejan a los políticos con el culo al aire. Declaraciones muy comprometidas que ni siquiera la Reina Isabel se ha atrevido a hacer nunca, lo que le ha permitido convivir en armonía tanto con los conservadores que con los laboristas.

Que Carlos haya encontrado la estabilidad con Camila que no tuvo con Diana salta a la vista, pero no podemos olvidar que ha necesitado pasar por aquella triste experiencia para madurar. Un esfuerzo que le ha congraciado con los británicos, que hoy, le consideran el miembro de la Familia Real Inglesa mejor valorado de la monarquía europea.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rosa Villacastín

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias