martes, diciembre 6, 2022

Tom Hanks soñará con El Hombre de Negro

Primero pelotearle, después cachondearse de él. La fórmula que aplica «El hormiguero» con sus invitados le dio nuevamente resultado con la visita de Tom Hanks. Mejor dicho con la que le hicieron a él en Paris, donde el equipo se desplazó más contento que unas castañuelas, tanto por irse de excursión como porque la misma les saliera mucho más barata que la que llevaron a cabo a Londres para agasajar a Will Smith, la «mascota» del espacio.

Ahora se trataba de rendir homenaje al protagonista de «Capitán Philips», y Motos apenas tardó cinco minutos en asegurarle que estaba convencido de que iba a ganar el Oscar por su papel. Era una especie de «visión» que había tenido viendo la película. El actor le confesó que de vivir en la realidad una situación como la de la cinta, con unos piratas abordando su barco, se hubiera escondido en un rincón con una botella y un plátano. Seguramente de saber lo que iba a tener que hacer y ver a continuación se hubiera preferido tirar de la torre Eiffel.

La noche siguió con el regalo de una guitarra española, que rápidamente le «robó» Pablo Motos para demostrarle que él poco tiene que envidiar a Paco de Lucía. Eso sí, difícilmente éste habría entonado el «Tómbola» de Marisol y le habría hecho repetir en público el «Tom, Tom, Tómbola». Claro que eso no sería nada con el hecho de tener que soportar los sobeteos posteriores del Jandro, un sujeto que haría perder los nervios al mismísimo Job y que no sólo debería tener prohibida la entrada a un plató sino includo el pisar la calle.

Con él bailó sobre una réplica del piano de «Big», momento donde de nuevo el presentador intentó robarle protagonismo demostrando que él no sólo entrevista y toca la guitarra mejor que nadie sino que también baila mejor que Fred Astaire. ¿Se han fijado alguna vez que no hay plano del programa en el que no aparezca Motos?

Tras sobrevivir a Jandro le tocó el turno a Marron, que realizó lo que habría querido hacer cualquier otro invitado del programa con anterioridad, que «Forrest Gump» bostezara mientras hacía uno de sus experimentos. No se atrevió a hacer lo mismo, aunque sin duda nadie se lo habría reprochado, con la presencia de El hombre de negro, que cuando menos con su atuendo le impactó desde que apareció en el plató. El «efecto trailer» con el que intentó ganársele hizo que terminara relajándose y hasta que pronunciara su nombre en castellano.

Eso sí, nada invita a pensar que Tom Hanks le quite el papel de «mascota» del programa a Will Smith. Seguro que Motos no tiene suficiente dinero como para lograr que vuelva a pisar su hormiguero. Si le ve aparecer seguro que se esconde en cualquier rincón con todo un racimo de bananas, por aquello de que son más grandes que los plátanos y le durarían más.

La mosca de ajuste

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias