martes, noviembre 29, 2022

Octubre

«Alfredo tiene que aguantar al menos hasta octubre» me dice un dirigente socialista cuando le pregunto por la fecha de las «primarias». No es la primera vez que escucho a dirigentes socialistas próximos al «aparato» del partido, defender que Pérez Rubalcaba tiene que aguantar al pie del cañón como poco hasta que se celebre la Conferencia Política en otoño. La tesis es que el PSOE necesita un programa, un nuevo discurso, algo que ofrecer a los ciudadanos, y todo eso es lo que tiene que salir de la Conferencia Política en la que, desde hace meses, vienen trabajando muchos socialistas.

Naturalmente, los leales a Pérez Rubalcaba piensan que éste debería de presentarse a las «primarias», amén de seguir al frente del partido. «No tenemos a nadie mejor» aseguran y algo de razón tienen. Y es que la pregunta que cabe hacerse es si el PSOE puede volver a hacer un experimento tipo Zapatero.

Ojo, no estoy diciendo que los candidatos «conocidos» para suceder a Rubalcaba no tengan sus méritos, digo que una nueva equivocación daría al traste con el PSOE quizá para siempre.

 La consigna que lanzan los leales de Rubalcaba es esta:»Alfredo tiene que aguntar hasta octubre»

Lo cierto es que los nombres de Eduardo Madina, Patxi López, Carmen Chacón, Emiliano García Page, entre otros, continúan en liza. Y la tentación es preguntar «¿es que no hay nadie más?».

Para los tiempos que corren, amén de juventud, hace falta consistencia, alguien que tenga un proyecto en la cabeza y autoridad suficiente para volver a poner en orden la nave socialista.

Lo cierto es que Alfredo Pérez Rubalcaba no se ha hecho con el PSOE. Los socialistas catalanes campan por donde quieren, los socialistas gallegos le plantan cara, los andaluces van a lo suyo, y así sucesivamente. En realidad, el PSOE se ha ido desgajando, convirtiéndose en una suma de partidos autonómicos, de manera que el secretario general es al día de hoy poco menos que la «reina madre».

Si el PSOE quiere seguir siendo un partido vertebrador de la sociedad, si aspira a volver a gobernar, lo primero que tiene que hacer es poner en orden los asuntos de casa. No se trata sólo de elegir un líder en unas «primarias», se trata de que ese líder tenga «autoritas» y vuelva a hacer del viejo partido de Pablo Iglesias eso, un partido unido.

Lo sorprendente es que el PSOE, a día de hoy, sea poco menos que un solar. Y es que el paso de Zapatero por la secretaria general del PSOE y por la presidencia del Gobierno ha dejado a la familia socialista hecha trizas. Lo peor es que ha inoculado en la sociedad un cierto resquemor y desconfianza sobre la solvencia de los dirigentes de su generación. Es decir, se lo ha puesto fatal a Carmen Chacón o al propio Eduardo Madina. Por eso, los leales de Pérez Rubalcaba no tienen empacho en afirmar eso de que «Alfredo es lo mejor que tenemos», aún sabiendo que no ha logrado no solo liderar su partido, sino ejercer un liderazgo sobre la sociedad. Es decir, nadie le percibe como el político capaz de sacar a nuestro país de la tragedia económica que estamos viviendo.

Es verdad que Pérez Rubalcaba es inteligente, trabajador, capaz, con experiencia, y un largo etcétera de «virtudes» políticas, pero… si, pero a pesar de todas sus «virtudes políticas», no logra que los demás le vean como el número 1.

Claro que, si pensamos en Mariano Rajoy y cómo se ha convertido en presidente de Gobierno, no hay por qué descartar que, por carambola, Pérez Rubalcaba también pueda serlo. Y es que, ya lo he contado en alguna otra ocasión, algunos estrategas socialistas piensan que las próximas elecciones generales no las ganará nadie, y que el único partido capaz de pactar con tirios y troyanos será el PSOE, luego Pérez Rubalcaba podría ser presidente.

Por lo pronto, la consigna que lanzan los leales de Rubalcaba es esta:»Alfredo tiene que aguntar hasta octubre». Pues eso.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias