lunes, febrero 6, 2023

Moliner y el condicional

No te pierdas...

Gonzalo Moliner es un tipo al que le tocó en una tómbola ser presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Y lo bueno es que creo que ni jugó. Que le dieron la papeleta premiada sin siquiera pedirla. El caso es que a la locura institucional en la que estamos solo le faltaba que la persona que mayor responsabilidad tiene en la Justicia haya perdió la sindéresis, esa cualidad que se les supone a todos los jueces basada en la discreción como capacidad para juzgan rectamente.

Y ha perdido la sindéresis cuando ha afirmado que las protestas que han llevado a cabo algunos ciudadanos junto a viviendas de políticos y cargos públicos constituyen un ejemplo de la libertad de manifestación.

Que lo hagan cortando la circulación de personas y vehículos, da igual. Que lo hagan insultado, da igual. Que acosen a las personas, da igual. Como se nota que no se lo han hecho a él.

En España es respetable la opinión de sus ciudadanos. Y la de Gonzalo Moliner es absolutamente respetable

De todas maneras, no se acaba el mundo porque este hombre piense así. En España es respetable la opinión de sus ciudadanos. Y la de Gonzalo Moliner es absolutamente respetable. Pero, si esa es la opinión del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, la cosa cambia. No es de recibo.

Es cierto que, como personaje bragado en el disfrute de la palabra, ha usado el condicional. Si se dan estas circunstancias es una cosa y si se dan otras circunstancias es otra. Normal y lógico. Y si mi abuela hubiera tenido ruedas hubiese sido una bicicleta.

No, señor Moliner. Eso no es así. Entre otras cosas porque no hay condicional alguno en la evidencia y las imágenes están ahí para hacerlo. Lo que hacen esas cuadrillas es acoso. Y usted lo sabe y, por lo tanto, debería ser más prudente en sus manifestaciones. Pero si las quiere hacer, y está en su derecho, debería dimitir antes porque aunque usted sea de progresista, cosa muy respetable, como juez no es admisible pese a que en España eso sea un cachondeo.

El señor Moliner debería ser, como poco, más juicioso. Porque hay muchos ciudadanos, y la Justicia también emana del pueblo, que piensan lo contrario que él y no les gusta escuchar el condicional porque entienden que puede estar usted condicionando un futuro proceder en el caso en que fuese necesaria su sindéresis.

Y ya puesto, ¿qué otra cosa podía opinar este señor sobre el intento de Golpe de Estado que va a sufrir hoy España con el asedio al Congreso de los Diputados? Pues que él siempre ha luchado por la libertad de expresión y de manifestación y que «Por lo tanto, no me importan estos actos».
Alucinante. Porque hablo, lo recuerdo, del Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -