lunes, diciembre 5, 2022

Adhesión a una causa justa

Decenas de organizaciones políticas, sociales y sindicales se pronuncian a favor de la investigación y el esclarecimiento de las relaciones de Hellín Moro con los aparatos policiales del estado y con todas las administraciones, tal y como se ha ido descubriendo en las últimas semanas. Los vínculos que el asesino ha establecido mediante su empresa son, en apariencia, de investigación y formación criminalística pero nadie ha podido demostrar que tras ellos no se oculte una trama negra de intereses, y tampoco que los verdaderos fines que persiga no estén corrompiendo la estructura del estado.

Los vínculos que el asesino ha establecido mediante su empresa son en apariencia de investigación y formación criminalística

Conviene recordar que es la sociedad civil, que no se encuentra sujeta a la conveniencia de intereses espurios, la que protagoniza activamente la repulsa social contra el asesino en las redes sociales, en actos y manifestaciones, y que son  expresiones políticas que reproducen las ideas y el compromiso político de Yolanda las que se han colocado al frente, junto a la familia, en defensa de su memoria y del futuro de nuestro país, condicionado a la resolución definitiva del caso de este sujeto abominable.

Con todo ello, la participación en la concentración de Sol de Laura Restrepo o Almudena Grandes, la presencia de Juan Barranco, presidente del Partido Socialista de Madrid, o de Natacha de Andrés, dirigente socialista de Alcorcón, junto a muchos ciudadanos anónimos y activistas de, por ejemplo, Corriente Roja u otras organizaciones políticas y sindicales en las redes sociales, en los centros educativos o en los centros de trabajo, supone un nítido compromiso moral de una parte imprescindible de la sociedad: la que mantiene vivos los principios ante las excusas evanescentes de los que se ponen de perfil con sorprendente e inusitada habilidad gimnástica.

La respuesta popular, verdaderamente popular y no adjetivadamente popular, es un paso firme e imprescindible para la recuperación de la memoria en un periodo histórico crítico como lo fue la salida de la dictadura y el impulso democrático de finales de los setenta y principios de los ochenta. La corrección de errores asimilados y aceptados de ese tiempo allanará el camino para definir un futuro democrático mejor para nuestro país. Sin duda.

Y todo ello será posible en torno al acto de justicia que suponen las reclamaciones que familia, amigos y antiguos compañeros del PST de Yolanda González han emprendido.

Rafa García-Rico – en Twitter @RafaGRico – Estrella Digital

Rafael García Rico

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias