miércoles, diciembre 7, 2022

Me pido una ley a medida

Lo están consiguiendo. La izquierda radical está consiguiendo que en España las leyes se hagan por sectores o, mejor, por grupos… O, mejor aún, por grupitos… Incluso, con suerte, podemos tener una ley para cada españolito. A conveniencia.

Yo pensaba que las leyes eran iguales para todos y que todos éramos iguales ante las leyes. E inocente de mí creía que ese era otro de los pilares de la democracia. Pero debo ser muy antiguo o la democracia ha sido cambiada sin yo saberlo, que también puede haber pasado. El caso es que ahora parece que cada uno quiere una ley a su medida. Como no puedo pagar la hipoteca que hagan una ley para que sea legal no pagarla. Y si no me la hacen, me enfado y salgo a la calle a llamar hijos de puta, asesinos y ladrones a quien me lo niegue.

El tancredimo de Rajoy crió cuervos y ahora terminarán sacándoles los ojos

Y lo peor es que hay personalidades que están de acuerdo con eso de  personalizar las leyes. Es más, yo creo que estamos ya en el camino para que España sea el país de las leyes a gusto de cada ciudadano.  Tanto es así que yo ya estoy pensando pedirme una a medida. El tancredimo de Rajoy crió cuervos y ahora terminarán sacándoles los ojos.

Digo todo esto, además, porque andan por ahí algunos jueces estudiando cómo negarse a aplicar las leyes o, lo que es peor, negándose ya a aplicarlas. ¿Cómo? Eso, que algunos jueces están decididos a no aplicar las leyes. El mundo al revés. Yo creía que los jueces estaban para aplicar la ley. Los jueces están para hacer justicia no para ser justicieros. O eso creía yo. Pero va a ser que no.

En España hay una corriente manejada por unos pocos que arrasa con todo lo que pilla a su paso en nombre del pueblo y que, apoyada por algunos medios de comunicación, lo está subvirtiendo todo en nombre de la pena. No quieren una solución social, quieren una solución estructural. ¿Pero la justicia no era ciega? Era.

No quieren una solución social, quieren una solución estructural

Es cierto que la Ley Hipotecaria tiene 140 años y que se ha quedado vieja. Pero no pasa nada. Si está vieja, que se cambie. Pero mientras se cambia que se cumpla la vieja. ¿O es que los jueces están por encima de las leyes y pueden hacer lo que les salga de debajo de la toga? Quiero pensar que no. Quiero pensar que su sindéresis sigue estando intacta. Esta democracia no puede estar tan enferma como para que los jueces quieren hacer la guerra por su cuenta…

A mí, este deambular mental de los jueces me preocupa. Y más, cuando el otro día, Elisa Beni llegó a decir en una radio: “Dijera o no Cospedal lo que dicen que ha dicho, lo malo es que podría haberlo dicho”. A mí, al oírlo, se me pusieron los pelos como escarpias. Porque, ay amigo, Elisa Beni es la mujer del famoso magistrado Gómez Bermúdez y, si aplico su propio razonamiento, ‘lo malo es que yo crea realmente lo que dice la señora Beni porque ella lo ha oído en casa’. Como le pasó con lo del libro sobre el juicio del 11M. Uy, qué miedo…

En cualquier caso, es bueno recordar a los frágiles de memoria que este PSOE que se rasga las vestiduras ahora, en una muestra de cinismo inusitada, votó en 10 ocasiones en contra de la dación en pago durante la segunda legislatura del Olvidable. La última ocasión que lo hizo fue en junio de 2011, cinco meses antes de las elecciones.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias