miércoles, diciembre 7, 2022

Rubalcaba repesca a Jáuregui

Siempre ha estado en el PSOE y lo ha hecho siempre de forma leal. Curtido en la política vasca en los tiempos en los que ser socialista o popular era lo más parecido a pasear con la esquela pegada a la espalda, Ramón Jáuregui ha sido «repescado» por Rubalcaba bajo la denominación de «delegado federal». Ramón Jáuregui que es de los pocos políticos que quedan capaz de poner un auditorio en pie, lleva meses trabajando para la próxima conferencia del PSOE en la que el partido aspira a encontrar su sitio ideológico, de manera que estar ya estaba. Sin embargo Rubalcaba le ha querido dar «visibilidad» y como soy de las que creo que el secretario general del PSOE no da puntada sin hilo, esta decisión, más que acertada, no es inocente. Más de uno que aún no peina canas ha tomado buena nota.

Jáuregui es de los pocos políticos que quedan capaz de poner un auditorio en pie

Jáuregui ha sido, desde hace años y sobre todo en la etapa de Zapatero, un político desaprovechado en su propio partido, cuando su criterio merece, cuando menos, ser escuchado. Los que le conocemos desde hace treinta años, el Jáuregui de hoy es el mismo que con pinta de adolescente se hizo cargo de la Delegación del Gobierno en el País Vasco cuando ETA mataba a troche y moche y el mismo que vio cómo su escaño en el Parlamento vasco se llenaba de cal viva escupida por otro parlamentario de Batasuna señalándole así como responsable del terrorismo de Estado. Más tarde y cuando en el socialismo vasco se vivieron páginas realmente vergonzosas que tuvieron como víctima a Nicolás Redondo que soportó una campaña infame surgida desde dentro del propio PSE, fue Ramón Jáuregui el «enviado» para poner orden. A partir de ahí su protagonismo público fue decayendo poco a poco hasta que con Zapatero logró la invisibilidad casi perfecta.

Ahora ha sido Rubalcaba quien se ha fijado en él, aunque en realidad nunca ha dejado de hacerlo porque como él mismo ha confesado tiene «debilidad» por este veterano socialista capaz de apasionarse con lo que cree y mantener la calma en los momentos de turbulencia.

Cuando Rubalcaba tiene «debilidad» por él, por algo será

Ignoro qué ocurrirá en la Conferencia socialista, ni descarto que pese a los «retoques» internos promovidos por Rubalcaba conjuren nuevos disgustos al secretario general, pero ocurra lo que ocurra y sea cual sea la suerte de los socialistas sería un error de bulto que una vez establecido el programa e ideario socialista, Ramón Jáuregui volviera a la invisibilidad. En ese momento, su nombramiento de «delegado federal» decaerá porque el argumento empleado para su designación es que es el enlace entre la Ejecutiva y los trabajos programáticos. Cuando estos concluyan no debería concluir, de ninguna de las maneras, la presencia de Jáuregui en la Ejecutiva Federal. Es un hombre limpio, con criterios de rectitud política y con el que es tan cómodo coincidir como discrepar. Cuando Rubalcaba, que no es tonto, tiene «debilidad» por él, por algo será.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Charo Zarzalejos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias