sábado, noviembre 26, 2022

Don Guido Bárcenas

Estén atentos a la salida procesional de la Cofradía de la Vera Cruz y Confalón de la bella localidad leonesa de Astorga este viernes santo. Por primera vez entre sus penitentes desfilará vestida con hábito azul, candelabro con vela y el recogimiento propio que imponen las reglas de la Cofradía, doña Rosalía Iglesias Villar más conocida por ser la señora de Bárcenas. En esta ocasión no va a poder taparse la cara doña Rosalía con el paraguas como hace cuando hay revuelo en su portal porque el hábito deja la cara descubierta, por lo tanto las cámaras van a tener un filón para sacar primeros planos en «la madrugá» de Astorga.

Los Bárcenas-Iglesias siempre han trabajado como un tándem perfecto

Los Bárcenas-Iglesias siempre han trabajado como un tándem perfecto, tan engrasado que gracias a su marido doña Rosalía no pega un palo al agua (remunerado se entiende) desde 1996 cuando llegó Aznar al poder. En solo trece años en el PP pudo hacer una meteórica carrera que le catapultó de secretaria de Jorge Vestrynge a rentista consorte. Ese tándem se prolonga en el tiempo; se entiende que también Bárcenas procesionará de manera «consorte» el viernes santo. La verdad es que el papel de Don Guido le pega a Bárcenas de maravilla, a los versos de Machado me remito. Y tan Don Guido es que no se atreve a salir de nazareno como el de Machado pero sin dejar su cualidad de «trueno» envía a su mujer a curarse en penitencias. Si dependiera de Floriano, (ese Demóstenes del PP), desfilaba el mismísimo señor Bárcenas pero descalzo y sobre piedrecitas muy pequeñas.

La «austeridad» no parece ser un signo en el escudo de armas de la pareja

La procesión de la Vera-Cruz y Confalón es una de las citas que no hay que perderse en la semana santa leonesa, destaca por su austeridad y por el sonido de carracas y tambores destemplados que se imponen en el silencio. La tradición manda que al acabar el recorrido los participantes se tomen un vasito de vino dulce, quizá ahí aparezca Bárcenas para compartir el momento con su mujer. La «austeridad» no parece ser un signo en el escudo de armas de la pareja que mas bien tiende hacia el título de marqueses de Baqueira si no fuera porque desde lo de Urdangarin los títulos nobiliarios están puestos en cuarentena. Pero la austeridad una vez al año es muy propia de un Don Guido en condiciones porque unos golpes de pecho bien dados de vez en cuando pueden aliviar las tensiones de un pollo pera. Y el que esté libre de pecado que tire las claves de la cuenta secreta en Suiza al río.

Es una lástima que Luis Bárcenas no se haya animado a salir de penitente, su foto habría dado la vuelta a España en cien rotativas. Primero un poco de contrición y luego el Domingo de Ramos en barrera fumándose un puro. Las tradiciones están para cuidarlas.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rafael Martínez Simancas

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias