sábado, noviembre 26, 2022

Bildu, IU y el chavismo

Así las cosas, la muerte del Hugo Chávez ha destapado pasiones entre algunos españoles que yo pensaba imposibles a estas alturas de la liga en Europa.
Ahora resulta que el venezolano tercermundista tenía seguidores en España. Es más, que el amigo de los Castros cubanos era el ídolo político de estos españoles de Batasuna-ETA-Bildu y de IU. Pero, además, una cosa mala. Los de Bildu han llegado a poner en la fachada de la Diputación de Guipúzcoa una bandera venezolana a media asta y a los de IU les ha faltado tiempo para decir que la idea bolivariana de Chávez coincide con la idea política que tienen ellos preparada para España. Y, claro, ante semejante apasionamiento no me queda más remedio que refrescar algunos datos de lo que es Venezuela en este momento. Pero no para convencerlos. Estos ya no tienen remedio. Pero sí para algún despistado quien aún tenga duda después del campañón que están lanzando los petrodólares para convertir a este personaje en un mito de la ‘revolusión’.

Los de Bildu han llegado a poner en la fachada de la Diputación de Guipúzcoa una bandera venezolana a media asta

Para empezar, diré que Venezuela es uno de los países más corrutos del mundo, ya que está a la altura de países como Haití, Irak, Sudán, Afganistán o Corea del Norte.

Por supuesto, el Estado de Derecho allí es una broma. La capacidad de Chávez para violar los derechos de propiedad privada era infinita. Aún recuerdo aquellas imágenes en las que se veía al golpista decir: ‘Nacionalícese ese edificio. ¿Qué es aquello? ¿Un banco español? Nacionalícese’. Según el Observatorio de los Derechos de Propiedad, tan sólo le superan Libia y Yemen. El régimen chavista, entre 2005 y 2011, efectuó un total de 3.355 actos contra la propiedad en industrias y comercio; 1.911 en tierras (70% en minifundios) y 529 en invasiones a la propiedad.

Cada día, Venezuela se parece más a Cuba. Desde hace tiempo la escasez de productos de primera necesidad es tremenda, siendo un país riquísimo, y el fuerte declive de la industria nacional la está llevando a la ruina más absoluta.

Human Rights Watch, en su informe ‘Venezuela: El legado autoritario de Chávez’, acaba de publicar que la presidencia de Hugo Chávez (1999-2013) estuvo marcada por una alarmante concentración de poder e indiferencia absoluta por las garantías básicas de derechos humanos.

De hecho, los chavistas tomaron el control del Tribunal Supremo de Justicia y debilitaron la capacidad de medios de comunicación adversos y de periodistas defensores de derechos humanos. El poder de Chávez era tan absoluto que estaba muy por encima de la ley (incluso, Maduro, es su sucesor a título personal del difunto y no porque lo diga la ley) y gozó de plena discrecionalidad para intimidar, censurar y perseguir judicialmente a venezolanos que le criticaban o no eran de los suyos.

Eso sin contar con la inseguridad que se vive en Venezuela, que ya es uno de los países más violentos del mundo. El número total de homicidios se ha disparado un 330% desde 1998. En 2012, por ejemplo, fueron asesinados un promedio de 44 venezolanos por día.

No hay quien dé más. Pero aún hay españoles que lo admiran. En democracia tiene que haber de todo.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias