domingo, noviembre 27, 2022

Que no le quiten el pasaporte

Me ha decepcionado la reflexión de la Fiscalía sobre retirarle o no el pasaporte a Luis Bárcenas. El conocido evasor fiscal no me cae simpático, pero debo reconocer que esperaba mucho de la vuelta de sus viajes internacionales, tras la contundente exhibición de la peineta que hizo a su regreso de Canadá. No una peineta vulgar, para salir del paso, sino una peineta sobresaliente cum laude, con la punta del dedo corazón a la altura de la sien, una peineta que es todo un certificado contundente de chulería superior. Debo confesar que aguardaba con impaciencia cómo resolvería el corte de mangas, ese gesto jactancioso, que consiste en llevar la mano izquierda a la articulación interna del codo del brazo derecho, mientras éste se yergue con celérea velocidad hacia arriba, como si se tratara de una erección imparable, mientras la mano, al final, se cierra en un puño. No dispongo de fortuna personal, pero daría la paga de un mes por asistir a ese gesto protagonizado por Luis Bárcenas. O el «cornuto» italiano, empleado profusamente en el país vecino durante las discusiones automovilísticas, que consisten en sujetar con el pulgar los dedos anular y corazón, mientras el índice y el meñique se disparan hacia arriba parodiando los cuernos de un toro. ¿Cómo ejecutará esa insolencia don Luis? ¿Con agitación hacia adelante y hacia atrás como Vittorio Gasman? ¿O con la sobriedad de un ex alumno de Comillas? Por no hablar de la mano, cerrada en un puño y agitada a izquierda y derecha, queriendo decir «si te molesta, aguántate», o, de una manera castiza y más rotunda, más popular, «que te jodan».

Si la Fiscalía opta por retirarle el pasaporte nos vamos a quedar sin lecciones de arrogancia, sin un referente de bravuconería, sin un líder arrogante, protagonista de la majeza que tantos perdonavidas ha dado a esta España de matasietes de cartón y bravucones de papel.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Luis del Val

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias