miércoles, noviembre 30, 2022

Esto no es política. Es surrealismo

Han desaparecido, robado, 500.000 toneladas de carbón. Así, esfumado. El empresario encargado de su custodia afirma, sin sonrojo, que han sido las lluvias. Yo creo que menoscaban la capacidad de sustracción del unicornio de cuerno rosa. O, tal vez, que nos toman por idiotas.

Supongo que era el mejor colofón para el Debate del Estado de la Nación de un gobierno que vive en una continua alucinogénesis de autocomplacencia y confusión.

Pero la realidad que palpo cada día en mi labor municipal es que hay personas desesperadas y, lo peor, desesperanzadas. Hay ancianos que han dejado de tomar medicinas porque simplemente no pueden pagarlas y no atinan a saber cuál es el remedio natural y el hierbajo adecuado para calmar los dolores de sus artríticos huesos. Personas mayores que no pueden dejar de trabajar en la ganadería porque esas vacas que les cobran días de vida consiguen llenarles el estómago. Mayores que esperan, con la mente ausente y enferma, esa plaza de residencia que nunca llega.

Los indeseables sólo consiguieron ser superiores aupándose en fajos de billetes

A cambio, confeti, payasos y globos de colores en cantidades tan ingentes como para enterrar miles de euros en fastos de artificios para una Ana Mato que no veía que su garaje se llenaba de coches de alta gama y su armario de bolsos. Sobresueldos para aquellos a los que un sueldo de diputado, e incluso ministro, le sabía a poco y necesitaba más dinero para poder estar por encima del común de los mortales. Porque, de toda la vida, los indeseables sólo consiguieron ser superiores aupándose en fajos de billetes aunque, como se está viendo ahora, éstos vinieran de un expolio en toda regla del dinero de todos y todas.

Todo ello con un Bárcenas sobrevolando encima de sus cabezas mientras funde billetes a ritmo de heliesquí con un contoneo de caderas a la par que una ejecución sublime de peinetas. ¡Qué gran maestro fue Aznar en el arte de la peineta! ¡Y qué capacidad la de Carlos Floriano de decir una cosa y la contraria en menos de veinticuatro horas!

Mientras hay personas desesperadas que se suicidan porque ni la vida se pueden permitir, mientras hay familias que pasan hambre, mientras hay miles de niños que lo que más oyen son el ruido de sus estómagos vacíos rugir, confetis, globos, coches de lujo, billetes de avión e inmundicia moral disfrazada de putrefacta riqueza amasada con penas, lágrimas y noches sin dormir de los despojados por un sistema que siempre castiga al más castigado.

Este es un gran país pero no por la balanza de exportaciones ni porque Mariano estime una hazaña haber trabajado 36 horas en una cumbre europea –los médicos lo hacen habitualmente y no se ven en la necesidad de acudir al Congreso de los Diputados a ponerlo en conocimiento de sus señorías-, es grande porque su gente lo es.

Y tiene memoria.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Firma Invitada

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias