lunes, febrero 6, 2023

El Congreso de CCOO

No te pierdas...

Se está celebrando el X Congreso Confederal de Comisiones Obreras (CCOO) y dentro de unos días se llevará a cabo el de la Unión General de Trabajadores (UGT). Desconozco por qué no los han celebrado conjuntamente si actúan conjuntamente… Ellos sabrán. En cualquier caso, sirvan mis comentarios para los dos aunque, únicamente, hable de CCOO.

Recomiendo a CCOO que aproveche el congreso para regenerarse

Y lo primero que le puedo recomendar a CCOO es que aproveche el congreso para regenerarse porque el sindicalismo español, tal y como lo entendemos ahora, no tienen sentido. Es más, pienso que es una institución que se muere ya que lleva demasiado tiempo viviendo en una atormentada agonía y esa situación no puede durar mucho.

Y es que no se puede mantener una postura más política que sindical y, desde luego, fuera de su tiempo. Y, menos, continuar con unas estrategias caducas en unos escenarios que hace tiempo que desaparecieron. Porque el gran problema de este sindicalismo es su viejo concepto sindical. El problema del sindicalismo es el propio sindicalismo aunque siga pensando que es la solución.

Si, en este Congreso, CCOO no se reinventa y crea unas nuevas formas de actuar para resituarse en el lugar que socialmente le corresponde, esa agonía será, incluso, dolorosa.

Si sigue pensando que es el representante de la resistencia y de lucha contra lo que llama las políticas neoliberales en lugar de buscar su sitio dentro de esta sociedad global, lo tiene chungo. Si sigue creyendo que los emprendedores son sus enemigos en lugar de apoyarlos en lo que sea razonable y siempre desde dentro de la propia empresa, está perdido. Y si sigue pretendiendo que el oscurantismo sea su principal arma, se está equivocando tanto que llegará al XI Congreso Confederal, dentro de 4 años, como una reliquia constitucional.

El sindicalismo actual no puede vivir clamando en el desierto porque terminará ronco

El sindicalismo actual no puede vivir clamando en el desierto porque terminará ronco. Convocando huelgas generales a porrillo porque perderá prestigio y credibilidad (ya lo han perdido casi todo). No puede pensar que es alguien en una sociedad del Siglo XXI que demanda soluciones sindicales integradas. Y, menos, reivindicando, como hace CCOO en este Congreso, la fuerza del trabajo como filosofía cuando no hay trabajo. Porque, entonces, el debate ha empezado mal ya que significa que sigue anclado en sus viejos lemas. Y ya hace tiempo que se acabó ese lenguaje entre bélico y fatuo. ‘Sesentino’.

Preconstitucional. Petulante. No creíble. Porque esa forma de expresarse lo único que indica es inmovilismo. Y, por lo tanto, significa que vive fuera de la realidad.

El sindicalismo español debe adaptarse a la realidad y no quedarse colgado de la brocha de una utopía que ya no tiene sentido. Y lo primero que tiene que hacer para ello, por ejemplo, es desnudarse y presentar su plan de cuentas anual al Tribunal de Cuentas y darlo a conocer públicamente a través de su publicación en sus web. Y, a partir de ahí, empezaremos a hablar para recuperar tanto tiempo perdido.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -