martes, diciembre 6, 2022

La Gala del Onanismo del cine español

Cada vez que gobierna el PP en España, la Gala de los Premios Goya del cine español se convierte en la Gala del Onanismo del cine progresista español. En ella, toda la tropa de seudo cineastas españoles se masturba intelectualmente delante de los españoles en un patético, insufrible y casposo espectáculo que abochorna al más pintado. Pero, insisto, sólo cuando gobierna el PP.

Vive de los impuestos que pagan los españoles

Esta tropa que se auto califica de intelectual, en cuanto gobierna el PP, se trasforma y se lanza a dar sobre el escenario su mitin demagógico. Vive de los impuestos que pagan los españoles pero lo único que se le ocurre es insultar a la mayoría a golpe de consigna barata. Si serán débiles intelectualmente que, este año, parecía que le escribían un papelito a cada ganador para que lo leyera en público. Y el caso es que, como tienen tan poco talento, iban y lo leían.

A Maribel Verdú, por ejemplo, le tocó decir que dedicaba su premio a los desahuciados cuando ella, hace unos años, contribuyó a anunciar esas hipotecas basura que ahora condena. Es el colmo de la idiotez. Pero había que atacar la política del Gobierno sobre los desahuciados y le dieron el papel a la Verdú, que es una de las que propició los desahucios.

La mentira morbosa que le tocó contar a Candela Peña

Y luego está la mentira morbosa que le tocó contar a Candela Peña. Fue tremendo. Había que atacar las medidas reformistas en Sanidad y la Peña, después de decir que no trabaja, dijo de memoria que su padre murió hace tres años en un hospital catalán sin mantas y sin agua. Casi tercermundista. Hace tres años eran tiempos del Olvidable, que yo recuerde. Y en esos tiempos la sanidad española, incluida la catalana, era de tirar cohetes. Se lo gastaba todo. Y, Candela, tía, si no trabajas, lo mismo sería bueno que te lo hicieras mirar. ¿Has pensado en lo flojita que eres como actriz?

Y ya el acabose fue cuando se equivocaron a la hora de anunciar un premio. Andaban tan liados con lo del mitin, que se perdieron. Y los presentadores anunciaron el ganador. Y los premiados se levantaron. ‘Pero alguien dijo no, no, no’, como en la canción de Fito y Fitipaldis. Total, que los presentadores tuvieron que volver a anunciar, avergonzados, a otros ganadores. Ganadores que no sabemos si eran los que habían ganado de verdad o hubo un cambiazo de última hora. Pero, claro, qué se puede esperar de una gente que, hace unos días, premiaron a una película muda como mejor película en lengua catalana.

De los presentadores de esta Gala del onanismo no hablo porque están más vistos que un Telediario de la Sexta y tienen menos gracia que Sálvame deluxe.

Sus chistecitos se repiten como el ajo cuando gobierna el PP. Vamos, que entre todos tuvieron un orgasmo intelectual del 8. Porque, encima insultaron al Gobierno en un mitin pagado por todos.

Sus chistecitos se repiten como el ajo cuando gobierna el PP

Lo que no entiendo es lo del ministro Wert y lo de TVE. No sabía que fueran masocas. El ministro teniendo que aguantar que le insultaran después de haberles dado la pasta de todos los españoles. Y TVE poniendo más pasta de todos los españoles para que la tropa cejijunta tenga una plataforma importante y pueda insultarnos más fácilmente. Y con gran satisfacción por su parte, dicho sea de paso.

Y es que todo lo de esta gente es de una demagogia insultante. Empezando por el director de la Academia pidiendo que se les baje el IVA. O sea, que a todos se nos puede subir el IVA pero a estos indigentes intelectuales no. ¡Son la cultura! Y eso es como una especie de Derecho de Pernada. Aunque, en realidad, no son más que cultureta. Y cobardona. Nunca los he visto salir a condenar, por ejemplo, que ETA mate, secuestre o extorsione. Pero, ay amigo, se pusieron una pegatina del ‘No a la Guerra’ cuando España no entró nunca en guerra.

Aquella agitación de 2003 le costó mucho dinero al cine español porque alejó al espectador. Pero a ellos les da lo mismo. No tienen más que pasar por la caja común y coger.

No escarmientan. Del 2003, salieron tan tocados que llevan varios años intentando convencernos que el cine español no es político. Lógicamente, durante ese tiempo, gobernaba en España el Olvidable. Un personaje que, aunque puso a tres millones de españoles en el paro, no hizo méritos para montarle números chuscos.

Aquí lo que cuenta es ir contra el PP. Castigarle el hígado y luego chulearles cien millones de euros entre pitos y flautas, cada año, para películas nefastas. No tienen vergüenza. Porque, si es cuestión de prioridades, con esa pasta a lo mejor se arreglaban unos cuantos hospitales.

Y como entre los líderes de la cosa abundan los apellidados Bardem, contaré lo que dijo el gran Juan Antonio Bardem, en 1959, a propósito de este mamoneo: «políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico».

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias