martes, febrero 7, 2023

Contundencia sí, pero claridad también

No te pierdas...

El presidente del Gobierno ha desmentido tajantemente las acusaciones que se derivan de la publicidad dada por El País a los papeles de Luis Bárcenas, extesorero del PP, en los que se aprecian asentamientos contables que dan a entender la existencia de sobresueldos en la cúpula del partido opacos al fisco.

La credibilidad del sistema institucional está en juego

La palabra del presidente, por supuesto, tiene valor, y más que un papel que habrá que investigar, y que la fiscalía y los los jueces deben estudiar con todo detalle. Pero la sospecha, como consecuencia de una estrategia de silencio injustificable que ha terminado hoy, ha calado en la opinión pública. Y lo ha hecho de forma dura y terrible.

La credibilidad del sistema institucional está en juego, y el reproche al jefe de la oposición no deja de verse como un ardid insuficiente, habitual en el juego político. Pero esto va de otra cosa. Hay que aclarar quiénes son los beneficiarios de la amnistía fiscal; hay que aclararlo con transparencia y prontitud.

Esperemos que por el camino no se hagan nuevas y dramáticas revelaciones

Hay que aclarar lo que Ana Mato disimula con frases que atribuyen a la prescripción del delito y al archivo inicial su honradez. Los apuntes contables de la Gürtel son minuciosos y devastadores. ¿La cúpula del PP se prestaba dinero público? Pío García Escudero debe aclarar por qué y para qué, puesto que para reparar un domicilio afectado por un atentado no es creíble, ya que para eso hay un fondo de compensación del Ministerio del Interior.

La solemnidad y la contundencia no son más que argumentos de escenografía. Pero no son argumentos de solvencia. Vamos a esperar a conocer declaraciones de la renta y documentos que clarifiquen. Y esperemos que por el camino no se hagan nuevas y dramáticas revelaciones. La llamada a la responsabilidad y a la estabilidad del país será un canto de sirena si eso ocurre, y habrá que exigir un punto final a esta situación que si ahora clama con respecto al PP, no es menos despreciable en CiU, Unió, Mulas y la Fundación Ideas, etc. Mientras, España padece los rigores de la política de austeridad y los recortes de renta provocados por la misma.

Editorial Estrella

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -