lunes, noviembre 28, 2022

Esperanza, Carrillo y la Corona. Sobredosis de actualidad

Esperanza quita el tapón al desagüe.

Esperanza se disolvió en el éter de su disconformidad. Lo tenía todo pero también estaba al borde del abismo: protestas generalizadas, crispación social en la Comunidad y un horizonte de recortes imposibles. Pero sobre todo, una profunda animadversión a la forma de ejercer el poder de Mariano Rajoy. El caso Bolinaga fue el detonador de una explosión silente pero con un estruendo calculado para el momento en el que Rajoy no dé más de si. No tardaremos en conocer ese escenario, cuyo primer acto serán los resultados de las elecciones vascas y gallegas.

Un animal político no se va para pasar más tiempo con sus nietos. La única explicación razonable para que las razones esgrimidas por Esperanza Aguirre puedan ser consideradas sinceras sería un deterioro importante de su salud. No parece que ese sea el caso, y sobre todo, ojalá que no lo sea.

Esperanza Aguirre ha quitado el tapón del desagüe del PP y ha tomado posiciones para el futuro. Si hay una conspiración tranquila contra Mariano Rajoy dentro de su partido, ésta ha comenzado la cuenta atrás.

Carrillo, el último referente.

Era sobre todo un sabio resabiado. Lo había vivido todo y quizá no estaba preparado para asistir al Apocalipsis del neoliberalismo sin alternativa en la izquierda. Se murió dormido, seguro que discutiendo en sueños consigo mismo. Elogios generalizados y resentimientos anclados en el pasado.

Por una vez la Corona y la clase política han estado a la par a la altura de las circunstancias reconociendo a Carrillo. Era, seguramente, el último resistente de otra época que no acomodó su discurso a las exigencias del mercado. Si de tonto no tenía un pelo, de ingenuo tampoco.

Conseguir morirse a los noventa y siete años con un permanente discurso coherente no debe ser fácil. Santiago lo ha conseguido. Descanse en paz y que su simiente no termine de ser arrastrada por esta riada de abdicación de compromiso electoral

El Rey se tira al ruedo.

El elefante abatido en Bostwana adquirió vida propia. Cambios en la Casa Real empujados también por Iñaki Urdangarín. Nuevos y modernos modos. Una página WEB es necesariamente un frontón que devuelve la pelota. No pasa eso con los discursos institucionales, que al tener forma de homilía no permite la respuesta de los feligreses. Un Blog es dinámico y su lenguaje también es más directo. Invita a la reacción.

Si el Rey se ha metido en el ciberespacio con la explosión catalana, habrá que esperar a saber si responde a la consideración de una situación excepcional o es la inauguración de una época en la que su majestad se va a pronunciar instantáneamente sobre los problemas que preocupan a los ciudadanos. ¿Para cuando un blog sobre los desahucios, los recortes, el copago y el futuro de los españoles que sobrevivan a la guadaña de Mérkel y Rajoy?

¿O se trata solo del primer acto del Rey para salvar la unidad de España, ahora amenazada por «las hordas catalanas»?

La Monarquía es una institución hereditaria de carácter predemocrático que no admite análisis de laboratorio. Mientras ha estado envuelta solo en liturgia ha podido salvarse de la trituradora política instalada en la vida española. Tiene ganas el Rey de bajar a la arena. Si es así, que se prepare, porque los miuras no entienden de brocados ni de coronas.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Carlos Carnicero

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias