viernes, diciembre 2, 2022

Choteo sanitario

A partir de mañana, cientos de miles de inmigrantes irregulares (no está clara la cifra) perderán su tarjeta sanitaria. Entra en vigor una medida con la que el Ministerio de Sanidad espera ahorrar alrededor de 500 millones de euros. No es políticamente rentable pero es absolutamente imprescindible para garantizar la sostenibilidad de la Sanidad pública española, aquejada de una deuda de 17.000 millones de euros.

Pero como esta España es muy complicada, la cosa no parece fácil de llevar a cabo. Aquí cada autonomía va a su bola y unas cuantas se pasarán la medida por el forro. La comunidad autónoma catalana, la vasca, la andaluza, la asturiana y la gallega mantendrán la atención a los inmigrantes indocumentados, aunque no esté claro cómo lo van a hacer ni de dónde van a sacar el dinero para hacerlo. No tienen donde caerse muertas pero les da igual. Como les da igual que el Gobierno haya asegurado que ningún inmigrante irregular en apuros dejará de ser atendido. Los supuestos que plantea el decreto para seguir atendiendo a irregulares son: urgencias, embarazo, parto y postparto y asistencia a menores de 18. Pero ellas son más chulas que un ocho.

La Generalidad catalana, por ejemplo, dice que garantizará la atención sanitaria a inmigrantes irregulares en los próximos seis meses. Seis meses más. No resuelve el problema pero tira la pelota hacia delante. No tiene un euro ya que anda pidiendo másde 5.000 euros al Estado, pero el caso es ir en contra de Madrid.

El Gobierno vasco, en cambio, se niega a cumplir a las bravas. Dice que «desobedecerá» la medida porque sí. Sin más. Allí los inmigrantes «van a seguir siendo atendidos como debe ser». Es una insumisión clarísima pero le importa un carajo. Tampoco tiene un duro. De hecho, todos los años el Estado tiene que poner dinero porque no les llega con su privilegiado concierto económico pero a López le da igual porque está en elecciones
y es socialista.

En Andalucía, por supuesto, se seguirá aplicando exactamente el mismo protocolo de asistencia sanitaria al colectivo de inmigrantes en situación irregular. ¡Cómo no! Eso es muy socialista. Anda muy tiesa. De hecho, va a solicitar un rescate en cualquier momento pero pasa. Ya habrá quien pague la factura.

El gobierno del Principado de Asturias, por su parte, ha garantizado que ningún inmigrante irregular se quedará sin cobertura sanitaria. Desconoce también cómo lo pagará, pero el Presidente Fernández no tiene más remedio que obedecer a Ferraz.

Y en Galicia, finalmente, Feijóo juega al sí pero no aunque ya veremos. Muy gallego. Otra tomadura de pelo de este personaje inefable. También está en campaña electoral.

En resumen, que no tenemos remedio. No queremos darnos cuenta que el estado del bienestar ha muerto porque no hay dinero para mantenerlo y, lo que es peor, que no nos lo quieren prestar, pero eso es algo que a muchos españoles no les importa. Pasan.

Una pena. Porque seguimos dando una imagen absolutamente lamentable en Europa. Cómo para que se fíen de nosotros con este choteo sanitario.

La Avispa- Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias