viernes, diciembre 9, 2022

‘Rubalgate’

El ‘Rubalgate’, para los que no lo sepan, viene a ser algo parecido a aquel ‘Watergate’ que acabó forzando la dimisión del presidente Nixon en EEUU, pero en cañí y oliendo a alcantarillas del Estado que tira para atrás.

Según el diario ‘El Mundo’, se trata de una trama de corrupción que afectaría a altos cargos del Ministerio del Interior cuando el ministro era Alfredo Pérez Rubalcaba. Una trama que consistía, a grandes rasgos, en que una empresa de esos altos cargos, llamada ‘Interligare’ que se definía como «consultora de inteligencia y seguridad», amañaba concursos públicos para hacerse con sustanciosos contratos a cambio, todo parece indicar, de espiar al PP.

¿Y cómo dicen que espiaba al PP la ya conocida como ‘La banda de Interligare’?  Pues, de cerca. Al parecer, alquilaron dos pisos en la calle Génova, uno de ellos en el número 15, a sólo 12 metros de la sede nacional del PP, y desde ellos realizaron las escuchas telefónicas con sofisticados aparatos. Siempre, insisto, en versión de ‘El Mundo’ y otros medios de comunicación.

El caso es que, buscando en Google, resulta que por ese tiempo, en agosto del 2009, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, denunció públicamente que altos cargos de su partido estaban siendo sometidos a escuchas ilegales. Y el caso es también  que, unos meses después, Rubalcaba se dirigió al popular Carlos Floriano, actual Vicesecretario general de Organización del PP, diciéndole la malintencionada frase «ten cuidado porque veo todo lo que haces y oigo todo lo que dices». Blanco y en botella.

Como es natural, Alfredo P. se ha limitado a decir que no sabe de qué va el tema. Pero, como es natural también, no es fácil creerle. No digo que esté implicado en la trama, digo que no es fácil creerle porque Rubalcaba nunca sabe de qué van estas cosas. No lo supo con el GAL cuando era portavoz del Gobierno felipista. No lo supo con el Chivatazo a ETA, conocido como Caso Faisán, cuando era ministro de Interior. Y no sabe ahora lo de ‘La banda de Interligare’ que es el Líder de la Oposición.

Pero resulta difícil creer que un hombre tan meticuloso en sus asuntos no supiese lo que sucedía en su Ministerio del Interior con temas tan delicados.

Lo cierto es que el tema es gravísimo aunque estemos en España, donde este tipo de casos se investiga mal y muchas veces se escapa entre los dedos de la Justicia.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias