viernes, diciembre 2, 2022

La situación del PSOE

A la vista está que el Congreso celebrado por el PSOE el pasado mes de febrero en Sevilla para elegir al sustituto de José Luis Rodríguez Zapatero al frente de la secretaría general no ha resuelto ni de lejos la crisis que sufre el partido que ha gobernado España veintidós de los últimos treinta y cinco años, desde que en 1977 tuvieron lugar las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco.

Rubalcaba ganó ese Congreso de Sevilla por un escaso margen de votos a su oponente Carme Chacón y esta, tras estar tres meses en un prudente segundo plano, ha reaparecido la pasada semana mostrando sus discrepancias con la dirección de su partido por lo que entendía una postura tibia de la misma respecto a la crisis generada tras la nacionalización de Bankia. Tan es así que, aunque el propio interesado y su entorno lo nieguen, Rubalcaba tuvo que dar su brazo a torcer y presentar en el Congreso una petición de creación de una comisión de investigación en torno a Bankia.

La crisis no resuelta del PSOE afecta no solamente a personas, que también, sino a ideas y al propio proyecto ideológico socialista. Respecto a lo primero, Rubalcaba ganó el Congreso de Sevilla, pero tiene muchos «granos» en federaciones socialistas claves como, por ejemplo, Andalucía con Griñán; Madrid con Tomás Gómez o Cataluña con la propia Chacón y su gente. Incluso en Valencia, el Congreso regional lo perdió el candidato apoyado por la actual dirección. En cuanto al proyecto ideológico, son muchas las voces dentro del PSOE -la última la del siempre díscolo exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza- que reclaman una refundación de lo que ha sido históricamente la socialdemocracia porque consideran que con los cambios que se están produciendo a todos los niveles en un mundo globalizado, algunos aspectos del ideario socialista tradicional han quedado obsoletos y necesitan una revisión a fondo.

La paradoja de toda esta situación es que a pesar de todo, y en términos estrictamente electorales, nadie está en condiciones de afirmar a día de hoy que el PSOE no pueda volver al poder tras las próximas elecciones generales. Bastaría para ello que la gravísima situación económica de nuestro País -con todas las incertidumbres y riesgos que nos acucian a diario- se llevara por delante a Rajoy y al PP, algo perfectamente posible, aunque tampoco nadie se atreva a pronosticar. En ese supuesto, que nadie dude que Rubalcaba daría la batalla por ser el candidato de su partido, aunque si como está previsto se celebraran primarias dentro del PSOE para elegir la cabeza de cartel, que tampoco nadie dude que Carme Chacón tendría sus opciones. Y ya se sabe que muchas veces, lo único que resuelve las crisis de liderazgo y de cohesión interna en los partidos políticos es ocupar el poder.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Cayetano González

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias