martes, febrero 7, 2023

Las turbias aguas del Canal de Isabel II

No te pierdas...

Dicen que cuando el río suena…

Turbio es el color del agua que corre por los ríos del Canal de Isabel II. “No tengo ni idea de lo que me está contando del Canal ni me interesa”. La extrabajadora de la empresa pública que pertenece a la Comunidad de Madrid desde 1984 relataba a ESTRELLA DIGITAL que esa fue la respuesta de Ignacio González, el presidente del Canal de Isabel II y vicepresidente de la Comunidad madrileña, cuando una amiga cercana le mencionó la supuesta trama de malversación de fondos que se estaba gestando allí dentro. Una trama que presuntamente tenía como objetivo desviar 4,5 millones a la constructora Sacyr-Vallerhermoso. La pregunta que está en la cabeza de todos es ¿y con qué intención podría desviar en Canal fondos a Sacyr? Lo único que nos cabe presuponer es un supuesto reparto.

A esa pregunta se añade la siguiente. ¿Cuántas cartas de dudable contenido pulularán por el Canal? ESTRELLA DIGITAL comenzó este martes a publicar una denuncia puesta por malversación de fondos públicos al Canal de Isabel II. Una información a la que una extrabajadora de la empresa accedió casi por casualidad y que, gracias a ella, españoles y madrileños pueden conocer el color del agua que corre por la empresa. Agua, que parece enfangar a algunos directivos que están allí dentro. Concretamente a la subdirectora del departamento de Ingeniería y Construcción, Belén Benito, al director de dicho departamento en el momento, Adrián Martín, a la jefa del Gabinete del Presidente, Belén Cuevas y en primera instancia a Ignacio González, presidente de la empresa. Pero decimos “parecen enfangar” porque la visión sólo debe ser externa. Ya que dentro se premia al supuesto cabecilla. Adrián Martín fue ascendido a la Gerencia del Canal en 2009.

Mientras, a los de fuera nos llega que los “casi 2.200 trabajadores cumplen su cometido con la máxima eficiencia” tal y como dice el Canal en su página web y debemos creérnoslo. Desde luego viendo el castigo que recibió la exempleada del CYII por intentar denunciar lo que creyó un delito (denuncia por revelación de secreto) pocos trabajadores se atreverán a contar qué más se vive allí dentro. Pero González, sobrevive. Sobrevivió a la acusación de impartir directrices para adjudicar la parcela 124 de Arganda, como también sobrevivió a una segunda sospechosa adjudicación del campo de golf de Chamberí a la empresa de su cuñado. Ahora intentará sobrevivir a su dúplex de Guadalmina y a la denuncia por malversación de fondos del Canal. Pero lo tendrá que hacer después de dar explicaciones en la Asamblea de Madrid tras la petición del grupo socialista. Y como nos dicen fuentes de ésta Cámara, “la callada por respuesta es la autoinculpación”.

Si a González ya le gusta poco contestar a las molestas preguntas de los periodistas cada jueves en rueda de prensa, olvidando que como representante público está obligado a hacerlo, se tiene que estar frotando las manos con la privatización del 49% del Canal. Una vez deje de ser empresa pública, ya no tendrá que explicar nada si no es ante un juez. Debe estar deseando salir de la vicepresidencia del Gobierno para hacerse con un gran bocado del pastel y una vez dado esquinazo al engorro de lo ‘público’, cerrar la puerta y disfrutar de su fango.

Editorial Estrella

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -