miércoles, diciembre 7, 2022

La reforma laboral entra en los medios

¿Son suficientes cinco mil despidos en los medios desde el inicio de la crisis? Si no lo son, la reforma laboral recién aprobada por el gobierno facilitará más recortes en los medios privados, pero también en los públicos. Los primeros podrán continuar rebajando sus costes de personal y las televisiones públicas prepararán el camino para una gestión privada ya aprobada, pero que sólo funcionará si se reducen drásticamente sus costes de personal de casi 800 millones anuales entre los 6.500 trabajadores de RTVE y los más de ocho mil de las autonómicas.

La reorganización de los medios públicos y privados puede acelerarse con la simplificación y abaratamiento del despido y las facilidades para la movilidad funcional, uno de los problemas pendientes de la convergencia digital.

La nueva ley facilita el teletrabajo y la movilidad. Permite la modificación de la jornada laboral, el sueldo, sistema de trabajo y funciones “cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción”. Y allana el despido colectivo por “situación económica negativa, en casos tales como la existencia de perdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas”, una condición sufrida por la gran mayoría de los medios. La reforma será la gran arma para cambiar un periodismo con grandes diferencias entre profesionales bien remunerados y contratos basura que han precarizado los nuevos empleos.

Los trabajadores de las empresas públicas, radios y televisiones, tampoco estarán a salvo. La disposición adicional segunda del decreto de reforma laboral equipara la pérdida de negocio de los medios privados con la “situación de insuficiencia presupuestaria sobrevenida y persistente” en los medios públicos.

Los diarios han perdido la mitad de sus ingresos publicitarios y una tercera parte de facturación total en cuatro años: mil millones menos en 2011 que en 2007, según la patronal de los editores AEDE. Las televisiones privadas han perdido el 36% de la publicidad en el mismo tiempo. La reducción de empleo y salarios ha dejado en un 25% los costes de personal de los diarios frente a menos del 15% en las grandes televisiones privadas. Pero aún así muchas empresas aprovecharán la reforma para recortar sus costes.

Si hasta ahora muchos editores y ejecutivos se quejan de la diferencia de costes entre los medios digitales y los tradicionales, la convergencia de reducción del mercado convencional y una economía digital de menos ingresos convertirá a esta reforma en una vía para sanear las cuentas cuando se espera una nueva caída de la publicidad y los ingresos de alrededor del 6% después de un muy mal 2011.

Una crisis final para un sector con menos de 600 puestos de trabajo disponibles al año y más de 3.000 licenciados anuales. Resultado: más de diez mil periodistas parados y cinco mil despidos, según las últimas estadísticas, que crecerán si no mejora el nuevo negocio de los medios y los contenidos.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Juan Varela

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias