domingo, diciembre 4, 2022

Nacho Villa hace bueno a Candau (I)

Al escribir el título de la columna ya me he tenido que tapar el pico por el hedor que desprendía. Sí, tiene valor, -como se dice en Castilla-La Mancha-, que la gestión de Jordi García Candau al frente de RTVCM sea, siendo generoso, añorada. Un personaje oscuro, maestro de la manipulación y ocultación, “virrey” con cortesanos palmeros y sin más interés que el propio es, ahora, el paradigma de la sensatez comparado con su sucesor Ignacio Villa.

La última del exdirector de informativos de COPE, publicada por Estrella Digital, puede estar perfectamente ubicada en el esperpento o en el sainete. En el absurdo, seguro.

De lo que se deduce de sus últimas decisiones al frente de la televisión castellano-manchega, y utilizando otra expresión de la tierra, es que gestiona la empresa pública a golpe de “ocurrencias”.

¿Hay alguien en su sano juicio que, después de reestructurar los informativos este verano y nombrado a una nueva directora (hija de un alcalde del PP) la destituya fulminantemente seis meses después?  

Es cierto que la audiencia de los Telenoticias se han venido abajo, y alguna responsabilidad debe tener la directora de informativos. Pero no es menos cierto que quien la nombró, por recomendaciones partidistas y en ningún caso por méritos profesionales, fue Nacho Villa.  Un director general que, con sus ideas de bombero, ha terminado por hundir la audiencia y dejar la media de la cadena muchísimo peor de lo que la había dejado Candau y su corte celestial. Él, y nadie más que él, es responsable único del desbarajuste que ha instalado en la radio y televisión regional.

El colmo de los colmos, en una huida hacia delante propia de los ignorantes, ha sido nombrar como director de contenidos informativos a Eduardo Medina, hijo del mítico “hombre del tiempo” de TVE, Fernando Medina.  El propio Ente público ha difundido un comunicado  glosando sobre su experiencia y de él se deduce que es otro amigo de Villa con el que debió encontrarse en el máster de ‘Información Radiofónica impartido por la Fundación Radio Popular’.  El comunicado oficial no tiene desperdicio: Inició su carrera profesional como redactor en la agencia Colpisa, en Madrid, desde la que se trasladó al Diario de Burgos donde pudo conocer de primera mano la información local más cercana a los lectores. Posteriormente se incorporó a la Cadena Cope como uno de sus enviados especiales a la Exposición Universal de Sevilla (EXPO 92).”

Cojonudo, yo conozco a otro que fue a Sevilla por aquella época y ahora está en Cuatro. Pero no acaba ahí el comunicado: “Su primera incursión en televisión se produjo en 1994. Nombrado director de informativos de Astitel, televisión local de la provincia de Sevilla, fue el encargado de coordinar la información y editar dos informativos diarios de televisión y uno de radio.”  Aquí ya me callo. Con ese pedazo de curriculum, los castellano-manchegos pueden estar más tranquilos y deben dar gracias por haberse librado de su predecesora en el cargo, Patricia Morales, la hija del alcalde del PP, y con otro curriculum digno de envidia.

A esa pobre chica, también en ese comunicado, le regalan frases memorables como la siguiente: «durante estos últimos meses ha desarrollado una excelente labor al frente de los Servicios Informativos en un momento clave de modernización y de revitalización de la columna vertebral de CMT.”

Hombre, seamos serios no habrá sido tan excelente su labor cuando no ha durado ni seis meses. Esto es de chiste. Y no es lo peor. Ignacio Villa no solo la deja a los pies de los caballos, sino que, según la misma nota oficial, informa de que “Patricia Morales, será a partir de ahora la responsable y conductora del debate político ‘¿Y usted qué opina?’ que pasará a emitirse a diario -de lunes a jueves- a las 21.15 de la noche. Cincuenta minutos diarios de tertulia y de análisis con los mejores contertulios nacionales con vocación de convertirse en la referencia nocturna de mayor influencia en Castilla-La Mancha.” O sea, algo así como la ‘Intereconomía del ‘Tío La Vara’ dirigido por una periodista que se ha demostrado incapaz para liderar los servicios informativos.

El remate de los remates, que deja sin respiración, es el colofón de ese comunicado: «Este nuevo organigrama informativo es la confirmación de la apuesta del Ente Público de RTVCM por una fuerte estructura informativa basada en el rigor, en la pluralidad y en la profesionalidad para que la radio y la televisión pública en Castilla-La Mancha se convierta en la referencia de todos los ciudadanos».  Esto ya es para “mear y no echar gota”.

Ignacio Villa ha hundido la audiencia de Castilla-La Mancha Televisión, ha enchufado a periodistas de COPE y, lo peor es que no tiene ni puta idea de gestionar una cadena.

¡Qué dolor! ¡Ha hecho bueno a Candau!

Y eso es de lo malo lo peor.

Quebrantahuesos

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias