lunes, diciembre 5, 2022

Queridos Reyes Magos

Añoro con cariñosa nostalgia las noches inocentes de Reyes. Aquellas sombras sigilosas, tan esperadas primero y tan queridas después, que colocaban con cautela los regalos en un rincón escondido del cuarto de estar. En plena faena apuraban las copitas que habíamos dejado para Melchor, Gaspar y Baltasar. El agua para los camellos ni la probaban. Se conoce que los animalitos nunca tenían sed. Rememoro al niño delgadito y tristón, de ojos saltones y flequillo ondulado sobre la frente, que sonreía abiertamente cuando entreabría las puertas del salón de los abuelos la mañana del seis de enero. Allí estaba la bicicleta reluciente, con su timbre en el manillar y su foquito encendido en el guardabarros de la rueda delantera, pegada al pino ajado que perdía lentamente la prestancia de los primeros días navideños. En la tarima, sorteando la alfombra, desfilaban los soldaditos azules acercándose a la empalizada del Fuerte Apache, con sus torretas de vigilancia en las cuatro esquinas. El abuelo daba palmas alborotadas y yo pensaba que tenía muy buena mano con Sus Majestades en aquellos tiempos de penuria y estrecheces. Les contaba a ustedes que la fiesta de los Reyes es mi preferida, con su velada de vísperas en la que nos hacemos niños para recibir regalos y Magos de Oriente para obsequiar a la gente que queremos.

Me gustaría que a don Mariano Rajoy le traigan un cajón muy grande con el mago Merlín dentro, para que le ayude a superar los problemas que nos agobian y enderezar la nave española. También pedí para él grandes dosis de coraje que le van a servir para explicarnos con valentía la medicina que pretende aplicarnos en primavera, y esa frase tan terrible de “esto es solo el inicio del inicio”. Está quedando muy feo que se esconda detrás de su vicepresidenta, que no tiene cuerpo para ocultarle, y sobre todo a él que es todo un tiarrón. A Soraya le deseo días más largos, con muchas más horas, para que resuelva la ingente cantidad de deberes que le ha puesto Rajoy y tenga además algo de tiempo para disfrutar de su hijo. ¿Qué le pondrán a Zapatero los Reyes Magos? Espero que le dejen en el balcón bolsones de tranquilidad para recuperar el tiempo perdido y aprovecharlo con su familia, un paquete muy grande de paciencia bíblica, destinada a soportar a todos los que le siguen criticando y pretenden hacerlo por los siglos de los siglos, aunque ya no sea el inquilino de la Moncloa. Espero que Sus Majestades le regalen también el respeto de los suyos, sobre todo de esos socialistas que defienden ‘Mucho PSOE’, y que andan rompiendo las fotos que se hicieron con el líder leonés cuando les devolvió el orgullo de ser socialistas. Si tuviera, como tenía mi abuelo, ciertas influencias en las compras de los Astrónomos Reales, les encargaría un presente muy especial para la ministra de Trabajo: un gran acuerdo social que genere empleo juvenil y devuelva la dignidad vital a tantos millones de desempleados.

La lista sería tan grande que no quedaría sitio en los zurrones reales para los juguetes de los niños. Y sólo nos faltaba amargarles el dulce despertar de la mañana de Reyes. Por eso, Queridos Reyes Magos os pido que el 2012 sea por lo menos un año parecido al 2011, y a partir de ahí, haced lo que podáis, que por poco que sea se recibirá con la misma alegría que aquellos obsequios de nuestra infancia.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Fernando González

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias