jueves, diciembre 8, 2022

Trampas en el Congreso

No me gustan las trampas y en el Congreso de los Diputados se están haciendo trampas.

Porque jugar al límite de la ley será legal pero es algo tramposo.

El otro día, denuncié aquí mismo la trampa maligna que había cometido Amaiur para conseguir grupo parlamentario cuando la ley, en su letra y en su espíritu, lo prohíbe. Y dije que era un fraude inaudito que se consintiese algo tan sucio.

Hoy, UPyD ha vuelto a hacer trampas. Y en esto no hay buenos y malos. Si censuré el amaño de Amaiur, denuncio ahora el amaño de UPyD que, para tener grupo propio, se ha aliado con el diputado de esa estupidez de Álvarez Cascos que se hace llamar Foro Ciudadano. He dicho estupidez y, posiblemente, tendría que haber dicho majadería de un Cascos altivo y petulante, pero creo que son sinónimos.

Y denuncio estos enjuagues porque nuestros representantes no están dando ejemplo, precisamente, de honradez política. Si la ley está mal o pasada de moda, que se cambie. Pero no se puede jugar a saltársela aunque sea, de alguna manera, legal. Eso es trampa. Y los representantes de la soberanía nacional deberían, como poco, tener un comportamiento digno.

Pinocchio

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias