miércoles, diciembre 7, 2022

La amenaza de TV3

TV3 amenaza: el recorte de un 13% en la aportación de la Generalitat de 260 millones de euros anuales obligará a abandonar el fútbol en abierto. La crisis de las autonómicas llega hasta TV3, líder de audiencia en Cataluña y, como el Barça, más que una televisión. Un proyecto hasta ahora intocable, sostenido por todos por su importancia cultural y política. La líder de las televisiones autonómicas públicas no está a salvo de una crisis de audiencia y negocio que revela los excesos y el gigantismo de un modelo insostenible.

La reacción de su directora, Mònica Terribas, es una realidad y un chantaje. La realidad es que las autonómicas pagan los excesos del fútbol para sostener una audiencia en retroceso incluso en TV3, a pesar de su liderazgo con un 13,7% de cuota, dos puntos menos que hace un par de años. El chantaje es la pérdida de una oferta que une como pocas el sueño político e identitario de las cadenas autonómicas: televisión y fútbol en el idioma propio.

Pero la gente no está para chantajes cuando la sanidad, la educación y los servicios sociales peligran. El envite de Terribas choca con la realidad de un exceso de canales, una plantilla desmesurada de 2.700 personas y sueldos que se comen una parte excesiva de sus deficitarios presupuestos. La caída de la publicidad a casi la mitad de antes de la crisis pese al fin de los anuncios en TVE no deja opción.

TV3 es una de las herramientas fundamentales para la promoción del catalán y la construcción de un país. Pero la hora de los ajustes llega hasta los proyectos nacionales cuando el presupuesto no dar para más. La Generalitat tendrá que replantearse también sus ayudas a los medios privados como los diarios.

Fútbol y televisión son la receta del telestado. Con ambos se ha cimentado un poder autonómico y un entramado de intereses políticos y económicos que la crisis y la nueva era de forzada austeridad obligan a revisar. La amenaza de Terribas es el último cartucho para la defensa de un modelo que se desmorona a pesar del reconocimiento social y la audiencia de una televisión que ha sido como ninguna autonómica un motor para la industria audiovisual. El telestado se agrieta.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Juan Varela

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias