jueves, diciembre 1, 2022

Se abre la veda contra Mourinho

Esta España nuestra es un país de contrastes, el fútbol no iba a ser una excepción y más cuando se habla de los dos grandes, Barcelona y el Real Madrid. En la actualidad, el Barça es visto como el poseedor de la excelencia futbolística, y Guardiola, su entrenador, como el profeta que ha alcanzado la santificación y que representa el señorío. En cambio al Madrid, desde que está Mourinho, se le ve como el malo de la película, no juega bien, es un equipo tramposo y provocador que sólo disfruta en los bajos fondos del fútbol. Y no digamos nada de su entrenador a quien acusan de todos los males habidos y por haber de nuestro deporte rey. Según gran parte de la prensa, que desde que llegó lo tienen entre ceja y ceja, Mou ha frustrado al Madrid por dentro y por fuera, transformando a sus jugadores en auténticos guerrilleros del balón. Ni rastro de su aportación al juego madridista mucho más rápido, vertical y con más velocidad. Pero al menos ya le han quitado la etiqueta de técnico defensivo después de superar al Barcelona como máximo goleador de la pasada liga.

En Barcelona, por supuesto, consideran al portugués la reencarnación del mismísimo diablo. Le insultan cuando aparece por la Ciudad Condal, tratan de humillarle recordándole su condición de traductor con Bobby Robson en su época azulgrana. Si por la prensa barcelonesa fuera y gran parte de la afición azulgrana, a Mourinho habría que echarlo del país. No le perdonan que cuando era entrenador del Inter, les quitase el sueño de jugar la final de la Champions del 2009, en el Bernabéu. Aquello fue muy duro para el orgullo culé.

Mourinho, es culpable de todo, hasta de la muerte de Manolete. Nadie reconoce sus méritos, sólo sus defectos. A falta de argumentos futbolísticos que esgrimir, rastrean en su personalidad y forma de ser. Ahora que el Madrid ha perdido cinco puntos en dos partidos, al perder con el Levante y empatar frente al Racing la pasada noche, se ha abierto la veda. Leña a Mourinho.
 
Mou, puede ser prepotente y soberbio, que lo es, pero es un magnifico entrenador. Su principal virtud es la sinceridad, algo impensable en nuestros días cuando lo que abunda es la hipocresía.

El técnico luso por supuesto que tiene muchos defectos y peca de arrogancia y de chulería, pero insisto en que es un gran entrenador que muchas veces se sobrepasa en las formas, llegando a la provocación, aunque también es cierto que en algunas ocasiones en el fondo, lleva razón. Mourinho, solo está defendiendo a su equipo, el Real Madrid.

Un Real Madrid, que ha caído en picado en su rendimiento. La imagen ofrecida en los dos últimos partidos es para preocuparse. Además de estar jugando poco y mal, carecen de alegría y de esa pegada que les hacia letales cuando atacaban. Es un momento de dudas y de preocupación. Circunstancia que han aprovechado los oportunistas de turno para volver a la carga contra Mourinho.
 
En estos momentos de dificultad para el Real Madrid, vuelve a parecer una campaña orquestada desde distintos medios de comunicación y desde Barcelona, que hablan que hay un frente abierto contra Mourinho de los jugadores españoles de la plantilla, concretamente de Casillas, Arbeloa, Albiol, Granero y Xabi Alonso. Han oído ruido pero no saben de dónde procede, han picado como pardillos. Todo viene de fuera. En el vestuario hay descontento como en cualquier otro colectivo por los dos últimos tropiezos, pero nada que no se arregle hablando y trabajando.

Para que no haya dudas, Florentino Pérez, en la reunión privada que ha tenido con los socios compromisarios antes de la Asamblea del club, el domingo 25, ha salido en apoyo de Mourinho. Y ha vuelto a repetir que señorío es defender al club, y eso es lo que hace el portugués, “en sus argumentos lleva toda la razón aunque muchas veces se equivoque en las formas”, dijo el mandatario madridista que comparó a Mourinho con Santiago Bernabéu, “quien también defendía al club con frases altisonantes.

Creo que nos estamos pasando con Mourinho, sólo falta que pidan su excomunión como gran pecador. Está entre los mejores entrenadores, si no es el mejor, y tenemos suerte de que esté en el fútbol español.

Alfonso Celemín

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias