domingo, noviembre 27, 2022

Cascos, Revilla y la CEDA

Ahora que todas los sondeos de opinión coinciden en que el Partido Popular será el ganador en las próximas elecciones resulta que Francisco Álvarez Cascos, presidente de Asturias, no ha desmentido la noticia de que el 20N, el Foro, su recental partido político, podría presentar lista en Madrid. No estaría solo en tan arriesgada empresa. Desde Cantabria, el ex presidente Miguel Ángel Revilla anuncia que  también su partido podría concurrir a las elecciones generales fuera del ámbito regional montañés en el que venía operando. Al margen de la probabilidad -real o soñada- de que Revilla o el candidato de la sugerida lista de Cascos pudieran salir elegidos diputados en Cortes cabe preguntarse el por qué ahora de esta operación.

Más allá del regionalismo que sin deslealtad hacia España (diferencia esencial con los nacionalismos) ha sido fértil para Cantabria, en el caso de Revilla, el impulso para esta iniciativa habría que buscarlo en la añoranza de un lugar destacado en la línea del coro. La televisión seduce y abduce. Lo de Cascos es otra cosa. Lo suyo, sí, a la postre pasa de las Musas al Teatro, vendría impulsado por el despecho; por el afán de cobrar venganza sobre el inexplicado ninguneo al que le sometió Rajoy. Cascos que lo fue casi todo en el PP de antaño, con Mariano Rajoy al mando, iba camino de no  ser nada ogaño.

Así las cosas, con coraje político rayano en la temeridad, se presentó en Asturias y en horas veinticuatro inventó un partido político y ahí está, presidiendo el Principado. Podía haber sido el cabeza de lista del PP, su partido de toda la vida, pero a Rajoy le costaba acabar con los «gabinos» locales y no se le ponía al teléfono. El resultado es el que conocemos. Lo de ahora es otra cosa. Sí, cuando la Unión del Pueblo Navarro, de la mano de la enérgica Yolanda Barcina, parece en buena disposición para tender puentes rotos con el PP -lo cual reforzaría las posibilidades de mayoría del  Rajoy- resulta que Cascos planta su chiringuito político en Madrid, para los intereses electorales del centro-derecha español sería una  tanto como recibir una puñalada. El ocaso de la CEDA en tiempos de la Segunda República y, más cercano a nosotros, el de la UCD, ahorra más comentarios. No tengo la menor duda de que, de confirmarse, el angustiado equipo electoral de Rubalcaba recibiría la noticia con alivio.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Fermín Bocos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias